jueves, 18 de mayo de 2017

¿Cuándo hablar de la adopción a un niño adoptado?

Desde que estoy inmersa en el proceso de adopción me noto mucho mas atenta, sensible y observadora de todos los niños que son "diferentes" y "posibles adoptados" y las actitudes de los que los rodean me hace reflexionar, demasiado a veces. Además, debido a que soy maestra, trabajo con niños y sus familias, me siento en un lugar privilegiado para conocer a las partes implicadas. 

Es un tema muy complicado para abordarlo, ¿Cuándo le digo que es adoptado? Imaginaros... por la mañana mientras le preparamos el tazón de leche con cereales ... "Ay cariño que te quiero contar que eres adoptado"; o cuando crezca y vaya a hacerle el DNI... "Uy, se me olvidó que tu ya lo tenías desde que eras chiquito porque eres adoptado" ¡Pues no! Hablar de adopción es tan difícil como nosotros queramos hacerlo y a la vez tan fácil como lo hagamos. Lo único que tenemos que prepararnos es ¿Cómo sentimos o nos sentimos ante la adopción y ante la maternidad o paternidad? En mi caso es una elección, una decisión, una forma mas de llegar a ser madre igual que podría haber sido optar por una inseminación artificial. Yo he decidido ser madre por adopción y quiero que mi hij@ sepa que yo decidí tenerlo así. 

Os voy a contar algunos casos reales con los que me he encontrado a lo largo de mi andadura profesional:
  • Un niño con 6 años que al empezar a explicar el nacimiento en clase se me ocurre pedir una foto de la mamá embarazada o recién nacido y me dice que "el vivía en una casa donde se quemaron todas las fotos de cuando era pequeño" (El niño no se parecía en nada a los padres y el contaba algo raro de un familiar y un viaje a otro país).
  • Unos padres que le ocultaban a su hijo que era adoptado y lo sabía todo el barrio y muchos compañeros del cole, aún cuando el niño tenía ya 10 años y llevaba 7 aquí. 
  • Algún padre que ha venido a decirme que su hijo tenía otro apellido pero el niño no sabía que era adoptado pero que no se me ocurriera equivocarme al pasar lista...
¡Nunca me han pedido ayuda para abordarlo ni para normalizarlo! Y estoy en un lugar ideal para trabajar juntos en ello.

Ante esta situación yo siempre he pensado ¡Que triste! Es un tema muy difícil y por eso yo creo que lo mejor es abordarlo con naturalidad, con normalidad y por eso le estoy haciendo un precioso álbum en el que empieza una nube contando que Yo quería ser mamá y estaba pensando como..., cada acontecimiento importante, cada fecha, porque yo quiero que mi preciosa Carita de Canela tenga en su librería un bonito testigo de cuanto he esperado su llegada, cuanto tiempo pasará hasta que nos encontremos y las cosas importantes que van pasando mientras llega. 

Si puedo decir que hubo una niña muy especial que llegó a mitad de curso precisamente de India. Yo le daba clases de valores, hicimos un gran mural en el que situamos España y Málaga y pusimos India, su estado y su ciudad. Los platos y trajes típicos de cada lugar. Los animales que se ven en cada país, etc... Y fue justo mientras yo estaba en plena valoración y los primeros trámites. ¡Aún me emociono al pensarlo! Como lo disfruté, esa niña estará siempre en mi corazón. 

Además hace unos días le he terminado de ilustrar un cuento que lo hice para ese bebé, se llama "La princesa Ana" y es la historia de una niña de India que es adoptada por una mamá monoparental. Este verano quiero hacer otro, y estoy pensando que hacer con esos cuentos pero de momento son solo para mi bebé. Tengo que llevarlo a imprimir. 

Yo os quiero contar algo, puedo hablar de adopción como nieta de adoptado. El siempre supo que lo fue, tenía 2 hermanos y cada uno fue adoptado por una familia pero se veían mensualmente, quiso a sus padres adoptivos con locura y siempre les estuvo agradecidos por regalarle seguir viviendo, acompañarlo y curar sus heridas, por no negarle nada de su vida pasada y seguir fomentando querer a sus padres biológicos que murieron por enfermedad. 


¡NO TENGAMOS MIEDO!

Ahora, mas que nunca y como siempre, me siento afortunada de ser la nieta de quien soy, de todo lo que me enseñó. Y pienso en lo inteligentes y sabios que fueron esos padres que solo tenían un gran corazón y el deseo de ser padres y se aventuraron a adoptar a un niño de 7 años, en un pueblo pequeño y con 2 hermanos más.

¡GRACIAS POR LA SEMILLA DE AMOR 
QUE SEMBRASTEIS EN TODA LA FAMILIA!

No tengáis miedo de hablar de la adopción, es un tema mas de los muchos que podemos hablar con los niños y cuanto mas pequeñitos empecemos será mas fácil.
Mª Jesús

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...