lunes, 27 de junio de 2016

Marsella


Hace unas semanas emitieron en televisión una película que tenía pendiente desde su estreno, "Marsella" (2014). Protagonizada por María León, Goya Toledo, Eduard Fernández y la niña Noa Fontanals Fourgnaud, bajo la dirección de Belén Macías, la película fue nominada a dos premios Goya el año de su estreno.

La película nos cuenta la historia de Sara, una joven ex alcohólica y ex drogadicta a la que los Servicios Sociales retiraron la custodia de su hija cinco años atrás. Desde entonces, Claire, la niña, ha vivido con unos padres de acogida, Virginia y Alberto, que le han dado todo su amor, cuidados y protección, aparte de una buena educación. Las primeras escenas nos muestran cómo Sara, recuperada de sus adicciones y con un trabajo decente, ha conseguido recuperar la custodia de Claire, con la que inicia un viaje hacia Marsella en busca del padre biológico de la niña.

La directora y unas estupendas actrices (reconozco que no confiaba mucho en Goya Toledo), incluida la peque que está genial en su papel, reflejan a la perfección la tensión existente entre las dos partes, dos madres dispuestas a dar todo por "su hija". La niña, dividida entre su amor por las dos mujeres, no siempre sabe cómo debe comportarse.

Una película interesante que nos hará pensar a todos los que estamos inmersos en este proceso. ¿Cómo actuar si un día "re-aparece" la madre biológica de nuestros hijos? ¿Cómo tratar con los niños el tema de su origen?

Me quedo con una frase que dice Virginia-Goya Toledo cuando la madre biológica le pregunta por qué quiere ayudarla:



"La madre de nuestra hija"... unas palabras que nunca deberíamos olvidar porque, nos guste o no, tengamos miedo o confiemos en nuestro proyecto y nuestra familia, la realidad es que nuestros hijos tienen otra madre, la biológica, que es parte esencial de sus vidas. Quizá la recuerden, quizá no, puede que la conozcan algún día, o puede que no, pero siempre será una parte fundamental en sus vidas. Sin ellas, nuestros hijos no estarían aquí.



¿Alguien ha vivido una situación parecida a la de la "Marsella"? ¿Alguno de vosotros ha experimentado lo que se siente al "re-aparecer" en vuestras vidas la madre (o el padre) biológica de vuestros hijos?


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...