jueves, 30 de junio de 2016

La zorra y los dos ositos (Leyenda húngara)


Después de año y medio de escribir este blog de forma continua, casi sin parón, esta futura mamá por adopción necesita unas vacaciones. No serán vacaciones en el sentido estricto de la palabra, pero sí aprovecharé el verano para dejar descansar un poco el blog y mis neuronas.

Como suele decirse: no es una despedida, sólo un hasta luego. Durante el mes de julio, el blog seguirá  activo en las redes sociales recordando viejos posts. Hay muchos seguidores recientes que no tienen tiempo de leer todas las entradas que llevamos publicadas, así que ésta será una buena forma de recordar algunas de ellas.

Como último post de este curso, quería publicar un cuento húngaro dedicado a una persona muy especial que dentro de unos días viajará allí a buscar a sus hijos. Se titula "La zorra y los dos ositos".

Papás por Adopción está a punto de llegar a las 100.000 visitas y espero poder celebrar muy pronto esa cifra con todos vosotros. 

¡Nos vemos en septiembre!






LA ZORRA Y LOS DOS OSITOS


En el corazón de un bosque oscuro y enorme, más allá de las límpidas montañas y los verdes prados, vivía una osa en compañía de sus dos ositos. Ninguno había visto jamás aquel bosque en su totalidad, ninguno se había atrevido. Ya crecidos, los dos ositos decidieron dejar aquellos lugares solitarios y recorrer mundo. Así que se despidieron de Mamá Osa y se marcharon.

Caminaron todo un día, caminaron otro más y, al tercer día, desembocaron en un prado, donde se sentaron y se comieron todo lo que Mamá Osa les había preparado para el viaje.

"Me he quedado con hambre, hermanito" - refunfuñó el oso más pequeño.
"Y yo también" - respondió el más grande.

Los dos osos retomaron el camino y la fortuna quiso que, anda que te anda, encontrasen un pequeño queso. Decidieron partirlo por la mitad, pero ninguno sabía cómo hacerlo. 

 
Comenzaron a discutir y una zorra, que casualmente pasaba por allí, los sorprendió en plena discusión.

"¿Por qué discutís tanto?" - preguntó la zorra.
"Hemos descubierto este queso y no sabemos cómo dividirlo en dos partes iguales" - respondieron los ositos.
"¡Oh! No es nada difícil" - repuso la zorra sonriendo maliciosamente. "¡De eso me ocupo yo!"

La zorra cogió el queso y lo dividió en dos pedazos.
"¡Te has equivocado!"  - protestaron los dos ositos. "Una mitad es más grande que la otra."

La zorra observó con atención las dos partes y dijo:
"Pues es verdad" - Y dio un pequeño mordisco a la mitad más grande.
"¡Ahora la otra es más gruesa!" - gritaron los dos ositos.
Y la zorra dio así un mordisquito a la otra mitad. Pero de nuevo la primera mitad era más grande... y así continuó la historia hasta que la zorra, mordisco tras mordisco, se comió todo el queso.

"¡Bonita manera de ayudarnos a dividir el queso en dos partes iguales!" - protestaron los ositos. "¡Te has comido todo nuestro queso!"
"Pero no cabe duda de que lo he dividido en partes iguales entre vosotros" - repuso riendo la zorra. "Ninguno de los dos ha tenido un trozo de más ni un trozo de menos que el otro."

Y así diciendo, la zorra se marchó a la carrera.


4 comentarios:

  1. Muchas gracias Mariajo!!! Ha sido todo un detallazo dedicarme la entrada del blog.
    Descansa y disfruta de las vacaciones que te lo mereces con creces.
    Estaremos en contacto.

    Un super abrazote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igualmente Roberto, disfruta!! Y mucho, porque este verano va a ser sin duda el mejor de toda tu vida.
      Un abrazo enorme!!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...