jueves, 30 de junio de 2016

La zorra y los dos ositos (Leyenda húngara)


Después de año y medio de escribir este blog de forma continua, casi sin parón, esta futura mamá por adopción necesita unas vacaciones. No serán vacaciones en el sentido estricto de la palabra, pero sí aprovecharé el verano para dejar descansar un poco el blog y mis neuronas.

Como suele decirse: no es una despedida, sólo un hasta luego. Durante el mes de julio, el blog seguirá  activo en las redes sociales recordando viejos posts. Hay muchos seguidores recientes que no tienen tiempo de leer todas las entradas que llevamos publicadas, así que ésta será una buena forma de recordar algunas de ellas.

Como último post de este curso, quería publicar un cuento húngaro dedicado a una persona muy especial que dentro de unos días viajará allí a buscar a sus hijos. Se titula "La zorra y los dos ositos".

Papás por Adopción está a punto de llegar a las 100.000 visitas y espero poder celebrar muy pronto esa cifra con todos vosotros. 

¡Nos vemos en septiembre!






LA ZORRA Y LOS DOS OSITOS


En el corazón de un bosque oscuro y enorme, más allá de las límpidas montañas y los verdes prados, vivía una osa en compañía de sus dos ositos. Ninguno había visto jamás aquel bosque en su totalidad, ninguno se había atrevido. Ya crecidos, los dos ositos decidieron dejar aquellos lugares solitarios y recorrer mundo. Así que se despidieron de Mamá Osa y se marcharon.

Caminaron todo un día, caminaron otro más y, al tercer día, desembocaron en un prado, donde se sentaron y se comieron todo lo que Mamá Osa les había preparado para el viaje.

"Me he quedado con hambre, hermanito" - refunfuñó el oso más pequeño.
"Y yo también" - respondió el más grande.

Los dos osos retomaron el camino y la fortuna quiso que, anda que te anda, encontrasen un pequeño queso. Decidieron partirlo por la mitad, pero ninguno sabía cómo hacerlo. 

 
Comenzaron a discutir y una zorra, que casualmente pasaba por allí, los sorprendió en plena discusión.

"¿Por qué discutís tanto?" - preguntó la zorra.
"Hemos descubierto este queso y no sabemos cómo dividirlo en dos partes iguales" - respondieron los ositos.
"¡Oh! No es nada difícil" - repuso la zorra sonriendo maliciosamente. "¡De eso me ocupo yo!"

La zorra cogió el queso y lo dividió en dos pedazos.
"¡Te has equivocado!"  - protestaron los dos ositos. "Una mitad es más grande que la otra."

La zorra observó con atención las dos partes y dijo:
"Pues es verdad" - Y dio un pequeño mordisco a la mitad más grande.
"¡Ahora la otra es más gruesa!" - gritaron los dos ositos.
Y la zorra dio así un mordisquito a la otra mitad. Pero de nuevo la primera mitad era más grande... y así continuó la historia hasta que la zorra, mordisco tras mordisco, se comió todo el queso.

"¡Bonita manera de ayudarnos a dividir el queso en dos partes iguales!" - protestaron los ositos. "¡Te has comido todo nuestro queso!"
"Pero no cabe duda de que lo he dividido en partes iguales entre vosotros" - repuso riendo la zorra. "Ninguno de los dos ha tenido un trozo de más ni un trozo de menos que el otro."

Y así diciendo, la zorra se marchó a la carrera.


martes, 28 de junio de 2016

India


Uno de los países que más fuerte ha sonado siempre en la cabeza de las familias españolas que se plantean adoptar en el extranjero es India, un país del sur asiático que, con sus más de mil millones de habitantes, se ha convertido en el segundo con mayor población mundial, sólo superado por China, otro de los destinos tradicionales a la hora de ampliar la familia.


India, al igual que la mayoría de los países en la actualidad, da prioridad a la adopción nacional. Esto quiere decir que primero se intenta que los menores sean adoptados por familias hindúes, ya sean residentes en India o en otro país. Cuando esto no se consigue, se abre la vía a las familias extranjeras. Y, como suele suceder también en el resto de países, las reglas se relajan cuando hablamos de mayores de seis años, grupos de hermanos y menores discapacitados. En estos casos, la adopción internacional es viable desde el primer momento para ampliar las posibilidades de que estos niños encuentren pronto una familia.

India firmó el Convenio de La Haya de protección al menor y cooperación en materia de adopción internacional el 1 de octubre de 2003. La tramitación de los expedientes de las familias españolas se hace obligatoriamente a través de una Ecai.

Los requisitos para adoptar en India son bastante sencillos:
  • Matrimonios, preferiblemente sin hijos, y con una antigüedad de al menos dos años. Ninguno de los cónyuges puede tener más de 55 años de edad y, entre los dos, no pueden superar los 90 años si quieren adoptar menores de cuatro. Para adoptar niños de cuatro a ocho años, la suma de las edades de los solicitantes no puede superar los 100 años. Y para adoptar niños mayores de ocho años, la suma de las edades no debe sobrepasar de 110.
  • Personas solteras, viudas o divorciadas hasta 45 años de edad si quieren adoptar menores de cuatro años. La edad se amplía hasta los 50, e incluso 55 años, si adoptan niños de cuatro a ocho años o mayores de esa edad. Los hombres solteros no pueden adoptar niñas.
  • No se aceptan parejas del mismo sexo.
  • La diferencia de edad con el adoptado debe ser de, al menos, 25 años.

Documentación necesaria:
  • Solicitud de adopción.
  • Certificado de idoneidad.
  • Informes psicosociales.
  • Compromiso de seguimiento. 
  • Fotografías.
  • DNI o pasaporte de los solicitantes.
  • Certificado de nacimiento.
  • Certificado de empadronamiento. 
  • Certificado de Policía.
  • Certificado de matrimonio o sentencia de separación/divorcio.
  • Sentencias de adopción si hay hijos previos adoptados.
  • Certificado de Propiedades. 
  • Certificado médico.
  • Certificado de antecedentes penales.
  • Certificado de empleo.
  • Declaración relativa a la situación económica.
  • Declaración de la renta.
  • Autorización de entrada y residencia del menor en el país.
  • Tres cartas de amigos en las que se hable de la honorabilidad de los solicitantes.
  • Nota del director del banco diciendo qué clase de clientes son los solicitantes. 


El proceso de adopción en India es judicial. La adopción es plena desde un primer momento y la familia solo tiene que inscribir al menor en el Registro cuando llegue a España. Esto se ha cambiado a lo largo de 2015, así que cuidado con las páginas web en las que miréis, ya que no todas están actualizadas.

La estancia en el país no es larga: entre 7 y 21 días una vez sea firme la sentencia, por lo que las familias deben otorgar poderes notariales para estar representadas en las distintas instancias. No obstante, esta representación suele estar incluida en las tarifas que cobran las Ecais que tramitan en el país: Namasté, Niños sin Fronteras, Balbalika... La diferencia entre el número de días responde a que en algún caso el juez dicta que los padres estén allí para el último juicio, aunque en la mayoría de los casos no es así y la estancia suele durar entre 7 y 10 días. 

Tras la adopción, es necesario enviar los informes de seguimiento requeridos por el gobierno de India: un informe trimestral el primer año y semestral durante el siguiente año o hasta que la adopción sea plena. No obstante, en la sentencia judicial se establece el número de seguimientos a realizar.

En los últimos meses, con la nueva adecuación de la legislación nacional, han disminuido los tiempos de espera, que ya se situaban en torno a los cuatro años. Ahora, el proceso lo controla totalmente el órgano central de adopciones (C.A.R.A.), que ya no permite las asignaciones a criterio de los orfanatos o de la Iglesia local. Ello ha provocado un aumento considerable del número de menores adoptables y que, además, se acepten las solicitudes para niños menores de 5 años.

Antes de las nuevas directrices legislativas se distinguía entre orfanatos de licencia nacional o internacional; el cambio realizado ha permitido que, en la actualidad, sea un órgano centralizado el que realizas las asignaciones. Los primeros sesenta días, los niños están disponibles para adopción nacional y, posteriormente, para internacional, siendo asignados por el C.A.R.A. De este modo, en la actualidad, parece que tampoco se produce el trato discriminatorio que antes realizaban algunos orfanatos a las familias monoparentales, atendiendo al parecer a cuestiones religiosas. De hecho, en octubre de 2015 una congregación religiosa entregó su licencia de adopción por estar en contra de la adjudicación de los menores por el C.A.R.A., pues no estaban de acuerdo con la asignación a mujeres monoparentales.






lunes, 27 de junio de 2016

Marsella


Hace unas semanas emitieron en televisión una película que tenía pendiente desde su estreno, "Marsella" (2014). Protagonizada por María León, Goya Toledo, Eduard Fernández y la niña Noa Fontanals Fourgnaud, bajo la dirección de Belén Macías, la película fue nominada a dos premios Goya el año de su estreno.

La película nos cuenta la historia de Sara, una joven ex alcohólica y ex drogadicta a la que los Servicios Sociales retiraron la custodia de su hija cinco años atrás. Desde entonces, Claire, la niña, ha vivido con unos padres de acogida, Virginia y Alberto, que le han dado todo su amor, cuidados y protección, aparte de una buena educación. Las primeras escenas nos muestran cómo Sara, recuperada de sus adicciones y con un trabajo decente, ha conseguido recuperar la custodia de Claire, con la que inicia un viaje hacia Marsella en busca del padre biológico de la niña.

La directora y unas estupendas actrices (reconozco que no confiaba mucho en Goya Toledo), incluida la peque que está genial en su papel, reflejan a la perfección la tensión existente entre las dos partes, dos madres dispuestas a dar todo por "su hija". La niña, dividida entre su amor por las dos mujeres, no siempre sabe cómo debe comportarse.

Una película interesante que nos hará pensar a todos los que estamos inmersos en este proceso. ¿Cómo actuar si un día "re-aparece" la madre biológica de nuestros hijos? ¿Cómo tratar con los niños el tema de su origen?

Me quedo con una frase que dice Virginia-Goya Toledo cuando la madre biológica le pregunta por qué quiere ayudarla:



"La madre de nuestra hija"... unas palabras que nunca deberíamos olvidar porque, nos guste o no, tengamos miedo o confiemos en nuestro proyecto y nuestra familia, la realidad es que nuestros hijos tienen otra madre, la biológica, que es parte esencial de sus vidas. Quizá la recuerden, quizá no, puede que la conozcan algún día, o puede que no, pero siempre será una parte fundamental en sus vidas. Sin ellas, nuestros hijos no estarían aquí.



¿Alguien ha vivido una situación parecida a la de la "Marsella"? ¿Alguno de vosotros ha experimentado lo que se siente al "re-aparecer" en vuestras vidas la madre (o el padre) biológica de vuestros hijos?


viernes, 24 de junio de 2016

Quinta carta a mis niños


¡Hola niños!

Hoy hace un año que recibimos el certificado de idoneidad para adopción internacional, apenas quince días después de haber recibido el de adopción nacional. Un año ya que llevamos "embarazados", un año en el que no hemos dejado de esperaros.

Ha sido un año extraño. Ha pasado rápido, pero también se ha hecho largo viendo pasar semanas y meses sin teneros a nuestro lado. He conocido a muchísima gente, más que ningún otro año. La mayoría son personas que, al igual que papá y mamá, están esperando a sus niños. Con unas se ha llegado a forjar una auténtica amistad, aun en la distancia. Con otras hemos compartido horas y horas al teléfono o enviándonos mensajes por whatssap. Y con otras apenas he intercambiado unas frases por email o en las redes sociales. ¿Whatssap, email, redes sociales...? ¡Qué raro habla mamá!, ¿verdad? Bueno, ahora no os preocupéis de esas cosas. Ya las entenderéis cuando seáis un poco más mayores.

Como os decía, ha sido un año extraño por muchas cosas. También ha sido un año intenso a nivel personal, con la anulación de la boda de vuestra tía R. o la muerte de vuestro tío JM. Pero, a la vez, ha sido un año entrañable porque no ha pasado ni un solo día en que no haya pensado en vosotros. Todavía no sé cómo sois, altos o bajos, delgaditos o más fuertes, pero sí sé que vuestros ojos brillan como el sol en una tarde de verano y vuestras sonrisas iluminarán nuestros corazones cada vez que os miremos.

Seguramente aun queda tiempo hasta que podamos estar juntos, habrá que ser pacientes. Paciencia, ¡vaya palabreja! Estoy segura que llegará un día en que nos hartaremos de ser pacientes. ¡Nunca más!, gritaremos. Pero ahora debemos seguir siendo pacientes, hasta que llegue el momento en que los cuatro nos abracemos para no volver a separarnos jamás.

Mientras tanto, debemos seguir con nuestras vidas. Vosotros tenéis que jugar, aprender y ser buenos chicos. Nosotros seguiremos trabajando y esperando... Estaremos aquí, en la distancia, pensando en vosotros. Y todas las noches, antes de irnos a dormir, miraremos a la Luna y a las estrellas y les pediremos que pronto os traigan a casa. No estéis tristes, ese certificado de idoneidad del que os hablaba antes es como el hilo rojo "oficial" que asegura que vosotros y nosotros estamos predestinados a vivir juntos, a ser padres e hijos antes o después. Y, sólo por eso, la espera merece la pena.

Millones de besos, papá y yo os queremos hasta el infinito y más allá...

Mamá.





jueves, 23 de junio de 2016

Ultimos datos de Bulgaria


Ahora que llega el verano y todo se paraliza un poco con las vacaciones, es hora de hacer un repaso a cómo han ido las asignaciones en Bulgaria estos últimos meses. Somos muchas familias las que estamos pendientes de estos datos, pues una parte de nuestros corazones viajaron hace tiempo a ese país, y ahí permanecen a la espera de que vayamos a buscarlos.

Los datos que tenemos pertenecen a las 14 sesiones que el Consejo de Adopciones ha celebrado entre el 7 de enero y el 27 de abril de 2016. Son las únicas que están publicadas en la página web del Ministerio de Justicia búlgaro y de las entidades que tramitan en el país. Voy a intentar ponerlo clarito para que nadie se haga un lío; no obstante, si alguien no lo ve claro puede consultar los datos en la siguiente dirección: http://www.justice.government.bg/

En los cuatro primeros meses de 2016 se han aprobado:
  • Procedimiento normal: 80 asignaciones para 99 menores, 46 de ellos sanos y 53 con algunos problemas de salud y/o antecedentes familiares.
  • Procedimiento especial: 26 asignaciones para 33 menores.

Redondeando, podemos decir que en torno a 1/3 de los 132 menores que se han entregado en adopción son niños sanos. 

Como curiosidad, podemos resaltar que se aprecian más problemas de salud en los menores pertenecientes al rango 0-4 años de edad, mientras que a partir de 7-8 años la mayoría parecen estar más sanos. ¿Casualidad? Habría que comprobar si otros meses o años se sigue el mismo patrón y, de ser así, consultarlo con la Ecai. Además, se observa que en general hay más niños que niñas (dato importante en otros países donde les permiten solicitar un determinado sexo.)

Destaca también que, en el caso del procedimiento especial, un alto porcentaje de los niños asignados lo han sido a familias estadounidenses. Posiblemente se deba a que éstas acepten más fácilmente determinadas enfermedades o necesidades de los niños. Es una teoría mía, ¿de acuerdo? Igualmente, en el procedimiento ordinario se observa que Francia es un país donde bastantes familias aceptan estas necesidades especiales.

Centrándonos en la vía ordinaria, ¿qué países han recibido las asignaciones en lo que llevamos de 2016?:
  • Italia: 22 asignaciones.
  • Francia: 19 asignaciones.
  • USA: 16 asignaciones.
  • España: 6 asignaciones.
  • Irlanda: 6 asignaciones.
  • Alemania: 4 asignaciones.
  • Canadá: 3 asignaciones.
  • Luxemburgo: 1 asignación.
  • Holanda: 1 asignación.
  • Suecia: 1 asignación.

Me gustaría subrayar la asignación a una familia luxemburguesa que ha adoptado a tres hermanos de 3 años de edad con problemas de salud y/o antecedentes familiares. ¡Bravo por ellos! Por cierto, su fecha de registro era del 2013. Lo cual me indica que si han tenido que esperar tres años será porque no hay muchos grupos numerosos de hermanos (como curiosidad decir que hay también una familia estadounidense con fecha de registro de 2015 que ha adoptado otros tres hermanos sanos de 2, 5 y 8 años de edad.)

Por último voy a centrarme todavía un poco más.... vamos a ver qué datos hay para grupos de dos hermanos, lo que nosotros hemos solicitado al igual que otras familias que sé que leen el blog. Según publicó el Ministerio de Justicia búlgaro a primeros de año, hasta el 31 de diciembre de 2014 había registradas 156 familias que aceptaban grupos de dos hermanos. Como nuestro registro es de octubre de 2015, nosotros no aparecemos todavía en las estadísticas que maneja Bulgaria. Parece un número muy alto, pero no es nada si lo comparamos con las 1.001 familias que esperaban todavía asignación (repito: datos hasta el 31 de diciembre de 2014)

¿Y cuántos grupos de dos hermanos se han asignado en lo que llevamos de 2016?:
  • Procedimiento normal: 15 asignaciones, 11 de ellas para menores sanos y 4 para menores con algunos problemas de salud y/o antecedentes familiares.
  • Procedimiento especial: 7 asignaciones.

¿Cómo nos afecta esto a nosotros? Pues todavía es pronto para decirlo. Recordemos que ni siquiera aparecemos aún en los datos que maneja el Ministerio (para eso habrá que esperar a los primeros meses de 2017). Lo que sí podemos decir es que, de las 15 asignaciones acordadas por el procedimiento ordinario, sólo una de ellas se ajusta al rango de edad que hemos solicitado. Se trata de dos hermanos de 1 y 3 años de edad con algunos problemas de salud y/o antecedentes familiares que han sido asignados a una familia estadounidense con fecha de registro de 2013.

Queramos o no, esta asignación nos renueva un poquito las esperanzas ya que estamos hablando de una espera de tres años. No obstante, influye mucho las características y enfermedades que cada familia esté dispuesta a aceptar y no sabemos qué tienen estos niños en concreto. Por desgracia, tanto para niños sanos como para niños con alguna característica especial, hay familias del 2011 que todavía están esperando, así que no podemos descartar los 5-6 años de espera que actualmente se barajan para niños pequeños.

Sólo nos queda cruzar los dedos y confiar. Como siempre me recuerda alguien, no debemos dejar de soñar.


martes, 21 de junio de 2016

Cuestión de Política


Llevamos meses con las adopciones estancadas y las noticias que se leen en prensa no son precisamente positivas: titulares como que cerca de 18.000 menores siguen a la espera de una familia en España o declaraciones en el ámbito regional en las que se afirman que "la gran mayoría de familias declaradas idóneas para la adopción no culminarán su proceso con una adopción de un menor" (405 familias con resolución de idoneidad por solo 30 propuestas del Consejo Aragonés de Adopción en 2014) no ayudan a ser optimistas en este proceso. Sin embargo, hay que serlo porque es la única esperanza que tenemos cientos de familias para poder cumplir nuestro sueño de ser padres.

Se dice también que la Ley de Protección a la Infancia aprobada el año pasado no se está aplicando porque necesitaría de un desarrollo parlamentario y, en un país sin gobierno estable, ningún partido se arriesga a tocar un tema tan delicado. Desconozco si éste es el único problema o si existen más impedimentos; tampoco me gusta hablar de Política, nunca lo he hecho aquí y ni siquiera lo hago con amigos o compañeros. Considero que hay dos temas delicados cuando se habla de relaciones personales, la Religión y la Política, y que a las personas hay que valorarlas por sus actos y no por sus creencias religiosas o políticas. Sin embargo, todo esta situación me ha llevado a plantearme una duda ante la cercanía del 26-J: ¿qué planes tienen nuestros partidos políticos en relación a la adopción?

Pues bien, mi sorpresa ha sido mayúscula (no sé por qué) cuando he visitado las páginas web de los principales partidos en busca de proyectos relacionados con esta cuestión.

El partido actualmente en el poder, el Partido Popular, afirma que "adoptaremos las medidas para cumplir con la agilización de los procedimientos de adopción y acogimiento incluidos en la reforma de la legislación de protección a la infancia del Gobierno" y que "facilitaremos e incentivaremos la adopción nacional, agilizando y promoviendo la adopción."

El PSOE, bajo el lema "Construyendo un país para niños", declara que es necesario "establecer políticas urgentes encaminadas a impulsar la adopción internacional, iniciando los procedimientos para la apertura en países donde sí adoptan el resto de miembros de la U.E. y que permita que nuestras familias puedan disfrutar de las mismas opciones a las que optan el resto de los ciudadanos europeos."

Ciudadanos apuesta, según su portavoz, por "abordar de manera integral y coordinada la problemática y los obstáculos legales y administrativos que las entidades especializadas del sector y las familias adoptantes se encuentran en los procesos de adopción." Proponen convertir la adopción, tanto nacional como internacional, en un asunto prioritario en su agenda porque "afecta a la infancia, uno de los sectores más vulnerables." Para ello, reclaman una mejora "en el sistema de tramitación, suspensión o prohibición de adopciones internacionales mejorando la transparencia" y "crear un registro central para toda España de familias adoptantes y de niños susceptibles de ser adoptados para que exista una mayor coordinación."

Respecto a Podemos, he encontrado en su programa electoral alusiones, pocas, al acogimiento ("apoyo administrativo y económico activo al acogimiento familiar de niños y niñas víctimas de violencia, abandono o vivencias traumáticas, frente al modelo de acogimiento residencial") pero he sido totalmente incapaz de encontrar ni una sola frase relacionada con el impulso de las adopciones. Quizá me equivoque y simplemente no lo haya visto, eso espero.

En definitiva, pocas y vanas promesas de todos los partidos en un aspecto tan importante como es el derecho de todo niño a tener una familia que le quiera y le cuide.



lunes, 20 de junio de 2016

El oro y las ratas (Cuento hindú)


Había una vez un rico mercader que, a punto de iniciar un largo viaje, tomó sus precauciones. Antes de partir quiso asegurarse de que su fortuna en lingotes de oro estaría a buen recaudo y se la confió a quien creía un buen amigo.

Pasó el tiempo, el viajero volvió y lo primero que hizo fue ir a recuperar su fortuna. Pero le esperaba una gran sorpresa.

- ¡Malas noticias! - anunció el amigo. Guardé tus lingotes en un cofre bajo siete llaves sin saber que en mi casa había ratas. - ¿Te imaginas lo que pasó?

- No lo imagino - repuso el mercader. - Las ratas agujerearon el cofre y se comieron el oro. ¡Esos animales son capaces de devorarlo todo!

- ¡Qué desgracia! - se lamentó el mercader. - Estoy completamente arruinado, pero no te sientas culpable, ¡todo ha sido por causa de esa plaga!

Sin demostrar sospecha alguna, antes de marcharse invitó a su amigo a comer en su casa al día siguiente. Pero, después de despedirse, visitó el establo y, sin que lo vieran, se llevó el mejor caballo que encontró. Cuando llegó a su casa, ocultó al animal en los fondos.

Al día siguiente, el convidado llegó con cara de disgusto.

- Perdona mi mal humor - dijo. - Pero acabo de sufrir una gran pérdida. ¡Desapareció el mejor de mis caballos! Lo busqué por el campo y el bosque, pero se lo ha tragado la tierra.

- ¿Es posible? - preguntó el mercader simulando inocencia. - ¿No se lo habrá llevado la lechuza?

- ¿Qué dices? 

- Casualmente anoche, a la luz de la luna, vi volar una lechuza llevando entre sus patas un hermoso caballo.

- ¡Qué tontería! - se enojó el otro. - ¡Dónde se ha visto un ave que no pesa nada alzarse con una bestia de cientos de kilos!

- Todo es posible - señaló el mercader. - En un pueblo donde las ratas comen oro, ¿por qué te asombra que las lechuzas roben caballos?

El mal amigo, rojo de vergüenza, confesó entonces que había mentido. El oro volvió a su dueño y el caballo a su establo. Hubo disculpas y los dos hombres se perdonaron.

Y hubo un tramposo que supo lo que es caer en su propia trampa.



---------------------------------

O, como solemos decir por aquí, antes se pilla a un mentiroso que a un cojo.




jueves, 16 de junio de 2016

El delito de ser madre soltera en Marruecos


Hace unos días leía esta noticia que me sonaba casi a ciencia ficción:

"Serán castigadas con una pena de cárcel [...] las personas de sexo opuesto que, no habiendo contraído matrimonio, mantengan relaciones sexuales entre ellas." ¿Os imagináis esta norma en España? Pues es lo que dice el artículo 490 del Código Penal de Marruecos. Sin embargo, esta situación no es exclusiva de Marruecos. Se da en toda la sociedad musulmana, incluso con penas de muerte en algunos casos.

Se dice que unas 30.000 mujeres afrontan cada año la maternidad fuera del matrimonio en Marruecos, donde se realizan entre 600 y 800 abortos clandestinos al día. El documental "Madres invisibles", de Lorenzo Benítez, da voz a estas madres solteras, que padecen el abandono de su familia y el estigma de la sociedad: repudio, amenazas, miedo, represalias, culpabilidad, prejuicios, maltrato, prostitución, violaciones.... estas condiciones son las que arrastran las madres solteras en Marruecos, un país donde el sexo es tema tabú.

A los hijos de estas madres se les tacha de bastardos, sólo pueden darles su apellido con el permiso de su padre o de un hermano. No tienen derecho a reclamar una pensión alimenticia al padre biológico; el Estado no las condena a penas de cárcel, pero las abandona; la sociedad les da la espalda y los padres las expulsan de la familia.

La asociación 100% Mamás asiste en Marruecos a estas madres solteras. Claire Trichot, su presidenta, trabajaba con niños abandonados hasta que en 2006 decidió fundar esta asociación con sede en Tánger, un lugar donde las mujeres pueden decidir tener o no el bebé o darlo en adopción. Se les proporciona techo, alimento y formación y se les ayuda a encontrar trabajo para poder comenzar una nueva vida. También han montado una guardería para niños y niñas menores de 3 años, donde cuidan a los pequeños y comienzan su educación mientras las madres se forman y buscan trabajo.



En los supuestos en que las madres no desean quedarse con sus bebés, hay que buscarles una familia. ¿Cuál es el problema? Que la adopción, tal como la conocemos nosotros, no se contempla en la legislación marroquí. Hay ocasiones en que algún familiar del bebé acepta hacerse cargo de él, pero son casos muy excepcionales.

Lo que sí contempla la ley son otras medidas de protección, como la tutela dativa o la kafala. La tutela dativa es similar a nuestra tutela, una medida judicial por la que se otorga la representación legal del menor a una persona llamada tutor. La kafala, en cambio, es similar a lo que entendemos por acogimiento permanente. El juez dicta una sentencia de abandono del menor y da su autorización para que la persona que lo ha acogido pueda establecerse con él de forma permanente en un país extranjero. Es la medida que suelen utilizar las familias españolas interesadas en "adoptar" allí, pero nunca deben perder de vista que la kafala no es una verdadera adopción. La kafala no confiere el derecho a la filiación ni a la sucesión, los padres que acogen a los niños deben ser musulmanes o convertirse, deben respetar el nombre y apellidos del niño, así como su nacionalidad y su religión hasta que sean mayores de edad.



En la práctica, la kafala no ha funcionado bien en los últimos años. Al igual que otros países han puesto problemas e inconvenientes a la asignación de sus menores a familias extranjeras, Marruecos también paralizó los procedimientos ya que consideraba que no se estaban realizando adecuadamente los seguimientos posteriores, que tienen la finalidad de comprobar que los requisitos de la kafala se están cumpliendo. Sin embargo, parece que España y Marruecos quieren llegar a un acuerdo para que los procedimientos se reanuden sin necesidad de que las familias residan en el país vecino. Veremos si las cosas funcionan esta vez...


miércoles, 15 de junio de 2016

¡Gracias!




Sí, has leído bien, ¡ya somos más de 100 seguidores del blog en Facebook y en Twitter! Cierto que el resto de redes sociales las tengo bastante abandonadas (basta con ver las cifras), pero teniendo en cuenta que cuando empecé no confiaba en que nadie me leyera y que algunas de ese centenar de personas se han convertido con el tiempo en verdaderos amigos, sólo puedo deciros:

¡¡GRACIAS!! 


 

martes, 14 de junio de 2016

Sorteo Los Cuentos de Papás por Adopción


Ayer comenzó el plazo en Twitter para ganar un ejemplar del libro "Los Cuentos de Papás por Adopción". ¿Recordáis el libro? Se trata de una recopilación de historias y leyendas de varios países que podemos leer fácilmente con nuestros pequeños. Son cuentos entretenidos y sencillos para que a ellos no se les haga pesado, pero además todas tienen una moraleja, una lección que los niños podrán aprender gracias a estas tradiciones que se remontan a muchos años atrás.



¿Queréis ganar uno de ellos? Es muy sencillo. Sólo tenéis que seguirnos en Twitter y retwittear en último post que publicamos, el de ayer lunes 13 de junio. Para que resulte todavía más fácil, os dejo aquí el enlace que debéis retwittear: Haz retweet en este enlace: Atrévete a soñar.

Tenéis de plazo hasta el viernes 17 de junio. Ese día se realizará el sorteo a través de Easypromos, con toda la fiabilidad que esta herramienta otorga.

¡Animaros! Sólo tenéis que seguirnos en Twitter y retwittear el post de Atrévete a soñar. El ganador podrá elegir la versión de los cuentos en español o en francés.

¡Suerte! 

lunes, 13 de junio de 2016

Atrévete a soñar


Si eres una persona 100% realista, si siempre tienes los pies en la tierra y tu mente vence al corazón, en definitiva, si nunca te permites el lujo de soñar.... no sigas leyendo. Mañana volveré con otro post que será más de tu agrado.

Si, por el contrario, te gusta pensar cómo podrían ser las cosas, si das alas a tu corazón y a tu imaginación, en definitiva, si te gusta soñar.... adelante. ¡Sé bienvenido!

Todos tenemos días alegres y días tristes, días en los que no nos da tiempo a pensar en nada y días en los que parece que tu mente escapa de tu cuerpo y vuela por mundos imaginarios, días en los que animamos a los demás y días en los que no estamos para nadie... El jueves fue un día normal, de esos en los que no sucede nada especial. Sin embargo, a última hora de la tarde me dio por pensar que quizá este sueño de la adopción, de la maternidad, no fuera tan sencillo como parece. No estaba deprimida ni nada así, a lo sumo, demasiado realista. Y entonces un amigo me dijo unas palabras que no olvidaré: "tienes que verlo, soñarlo... y llegará".

¡Ayy, los sueños! Mi mente necesita que la empujen poco para que salga volando... y soñando. Hace unas semanas, el director de cine zaragozano Miguel Angel Lamata presentaba en la ciudad su última película, "Nuestros amantes" (estrenada el pasado 3 de junio), con una charla coloquio en la que también estuvieron presentes sus dos protagonistas, Michelle Jenner y Eduardo Noriega. Aproveché que tenía la tarde libre para acercarme y me sorprendió descubrir que, precisamente, hablaran de eso, de los sueños.

No voy a escribir aquí una crítica de la película porque no es el lugar adecuado (para eso ya está la sección Una vida de película). Además, he leído opiniones para todos los gustos. Baste decir que ni es una obra maestra, ni la peor película que se haya rodado jamás. Simplemente, es una comedia que a nosotros nos hizo pasar un buen rato y nos recordó la importancia que tienen los juegos y, en definitiva, los sueños.



Porque la película empieza como un juego entre los dos protagonistas, un juego protagonizado por “hada chalada de los sueños” y “duende chiflado”, que vienen a representar los papeles que interpretamos cuando conocemos a alguien que nos atrae. ¿Qué hacemos en esos casos? Jugar. Por eso, al principio los diálogos pueden parecer forzados (como lo son en cualquier primera cita), pero, poco a poco, conforme vamos conociendo al otro, la situación se relaja y nos volvemos más auténticos. 

A partir de esa premisa, "Nuestros amantes" nos muestra con encanto y sencillez algunos de los lugares más bonitos de Zaragoza, pues como dijeron hace tiempo sus creadores: esta película es “la carta de amor que su director ha querido escribir a su tierra (Zaragoza), una postal luminosa y romántica de Aragón que se rodará en las tres provincias”. Todo ello, además, con algunas sorpresas, como ver a Gabino Diego en el papel de galán conquistador. Les acompañan en el reparto Amaia Salamanca y un magnífico y alocado Fele Martínez, que se reencuentra con Noriega veinte años después de rodar "Tesis". La banda sonora, cómo no, corre a cargo de Enrique Bunbury, con una deliciosa canción, "Hada chalada de los sueños", que regala frases como "las mentiras siempre dicen la verdad".


La película narra lo importante que es seguir adelante y no estancarse.  El juego que inician los dos protagonistas les recordará la importancia de atreverse a soñar. Su mensaje, "no hay que perder la esperanza, arriesga y ganarás", deberíamos tenerlo siempre presente en nuestras vidas. Por supuesto que no es un mensaje infalible, claro que en ocasiones arriesgarás y perderás, pero ¿qué sería de nuestras vidas si no nos arriesgáramos nunca? ¿Qué sería de nosotros sin sueños?

Hay que ser realistas para sobrevivir en este mundo, pero tampoco debemos perder la esperanza ni dejar nunca de soñar. Así que ya sabes, hada chalada de los sueños o duende chiflado, ¡atrévete a soñar!


Trailer de "Nuestros amantes"


jueves, 9 de junio de 2016

Hijos de ida y vuelta


Hace unos días leía este titular y me quedaba de piedra. ¿Hijos de ida y vuelta? ¿A quién se le ocurre semejante barbaridad? El diario El Mundo se hacía eco de una noticia según la cual algunos hijos de Madonna y de Angelina Jolie y Brad Pitt querrían volver a sus países de origen con sus familias biológicas. Pero también planteaba un debate diferente: el caso de los padres adoptivos que, ante el más mínimo problema con sus hijos, quieren devolverlos.



Como bien decía el periodista, la adopción no es un capricho. La adopción, y me atrevo yo a añadir la gestación subrogada, "es una necesidad para quienes por diferentes razones no pueden tener hijos y sienten esa ausencia con dolor, como un desgarro, de ahí que a veces saquen medios económicos de donde no tienen para conseguir hacer realidad el sueño de su vida."

Se supone que toda persona que decide adoptar lo hace movida por el deseo de ser madre/padre, de formar una familia y pensando, ante todo, en el bien de los menores. Por eso resulta tan difícil pensar en madres/padres que quieran devolver a sus hijos. Según el redactor, son casos de los que no suele hablarse pero que están "a la orden del día". No sé si serán tan frecuentes como el artículo da a entender, sí sé que efectivamente existen. Yo misma he conocido algún caso.

Y entonces me pregunto: ¿cómo se puede pasar de ser un/a futuro/a padre/madre adoptivo/a que espera con ilusión el momento de recibir la ansiada llamada y de recoger a sus hijos, a ser un/a padre/madre que desearía poder devolver a esos mismos hijos al lugar de donde salieron? No me cabe en la cabeza, pero desgraciadamente sucede. ¿Por qué? ¿De verdad somos tan egoístas que, como ese hijo no ha salido de nuestras entrañas, podemos devolverlo si no nos gusta, si no es como nos esperábamos? Porque seamos sinceros, esas cosas no se piensan (quizás porque no cabe la posibilidad) cuando los hijos son biológicos. Sinceramente creo que quienes piensan así es que nunca han sentido ese hijo como suyo, que no han sabido aceptar lo que implica la adopción y que ni siquiera deberían haber sido declarados idóneos.

Adoptar significa aceptar a un niño tal como es, con su pasado, con su historia, con sus problemas, sus dudas y sus miedos, y aceptarlo como tu hijo, igual que si fuera biológico. ¿Os imagináis a una madre que, tras dar a luz y criar a su hijo durante años, decide abandonarlo en la adolescencia porque se mete en problemas y ha sido detenido por robar en un supermercado? ¿Os imagináis a un padre que ha tenido una niña por gestación subrogada y, pasado un tiempo, se plantea abandonarla porque no ha salido tan guapa como esperaba y saca malas notas en el colegio? Pues lo mismo pasa en la adopción. ¡Son nuestros hijos!, para lo bueno y para lo malo. Nadie dijo que ser padres adoptivos fuera fácil, pero eso no es excusa para deshacerse de los niños como si fueran objetos que puedes tirar o devolver. ¿Hasta dónde va a llegar nuestra crueldad y el egoísmo?


lunes, 6 de junio de 2016

Las casualidades existen...


Parece que sí, que las casualidades existen... al menos en ocasiones. Y eso es lo que debe estar pensando Megan Hejlik, una enfermera de Sheffield (Iowa, Estados Unidos) que busca a su madre biológica, que la tuvo hace 30 años en el mismo hospital en que Megan trabaja ahora.

Megan siempre supo que era adoptada, pero no pensó en buscar a sus padres biológicos hasta que no cumplió 30 años. Casada y madre de dos hijos, le gustaría localizar a la mujer que la dio a luz para "escuchar su historia", entre otras cosas. Por eso pensó que una buena manera de investigar sería dar a conocer su caso en las redes sociales. No le apetecía mucho exponerse así, pero era consciente del poder que estas páginas tienen hoy en día y, por eso, colgó este anuncio en Instagram y Facebook:


Facebook de Megan Hejlik


En el cartel se puede leer lo siguiente: "Ayúdenme a encontrar a mi familia biológica. Nací el 28 de abril de 1985 en el Saint Joseph Mercy Hospital de Mason City (Iowa). Mi madre tenía aproximadamente 16 años y se llamaba Vanessa. Contáctenme: adoptedgirl04281985@yahoo.com".

Desde entonces, su foto se ha compartido más de 9.500 veces, aunque de momento no ha tenido éxito en su búsqueda. Megan no culpa a su madre de haberla dado en adopción, comprende que debe ser muy difícil sacar adelante a un hijo con 15 ó 16 años y, además, adora a sus padres adoptivos, que le han dado una vida maravillosa. Sólo desea, como tantas otras personas dadas en adopción, conocer a su madre biológica y obtener un poco de información sobre sí misma. ¡Ojalá tenga suerte!


 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...