lunes, 11 de abril de 2016

Nicholas Winton, el británico que salvó a 669 niños


Fotografía de Nicholas Winton en una visita a Praga - ABC
Nicholas Winton (1909-2015) era un joven británico de origen judío que, justo antes de iniciarse la Segunda Guerra Mundial, salvó la vida de 669 niños judíos de Checoslovaquia. En diciembre de 1938 tenía pensado pasar unos días esquiando en Suiza, cuando un amigo le pidió que viajara a Praga y le ayudara trabajando en unos campos de refugiados. Winton aceptó y lo que allí vio le marcó profundamente. Comenzó entonces a elaborar un plan para sacar del país a todos los niños que pudiera. La noticia corrió como la pólvora y pronto había cientos de familias pidiéndole ayuda para salvar a sus hijos. Agobiado por semejante empresa, contactó con las embajadas de los países que podrían acoger a los niños, pero sólo Suecia accedió a ayudarle.

De vuelta en Londres, Winton creó la organización "El Comité Británico para los Refugiados de Checoslovaquia, Sección Niños" junto a su madre, una secretaria y varios voluntarios. Se anunciaron en periódicos, en las iglesias y en las sinagogas con el fin de conseguir financiación para llevar a cabo el plan. Fue un éxito y el 14 de marzo de 1939 se realizó el primer traslado de niños en avión. Le seguirían siete transportes en tren hasta el 2 de agosto de 1939. Todos ellos con destino Londres, donde esperaban las familias de acogida.

El octavo tren tenía que salir de Praga el 1 de septiembre de 1939 con 250 niños a bordo, pero ese día Alemania invadió Polonia y cerró las fronteras. El tren desapareció. Nunca más se volvió a ver a esos niños.

Winton salvó en total a 669 niños, pero él mismo decidió mantenerlo en secreto y por eso quedó en el olvido. Fue ya en 1988 cuando su mujer descubrió una maleta con papeles, listas y las fotos de estos niños, y Winton le confesó lo que había hecho. ¡Ni siquiera su esposa lo sabía! Así fue como la historia llegó a la prensa y a televisión, convirtiendo a Winton en un héroe nacional. Premiado con diversas condecoraciones, títulos y medallas, fue candidato al Premio Nobel a la Paz en 2010 aunque no ganó el prestigioso premio. 

Su historia fue llevada al cine en dos ocasiones: la película checa "Todos mis seres queridos" y el documental "Nicholas Winton: el poder del bien", ganador del Emmy en 2002.

Nicholas Winton. Un hombre bueno y de una modestia increíble que a menudo repetía "sólo tuve la suerte de encontrarme en el lugar adecuado en el momento adecuado". Suerte, valentía o como quiera llamarse, se convirtió en uno de esos hombres justos que antepuso el deber moral a su propia seguridad. 669 niños convertidos hoy en adultos son testigo de ello.


Monumento a Nicholas Winton en Praga

2 comentarios:

  1. Admirable!
    Y encima no lo dijo lo cual aún lo hace más grande.
    Es de juzgado de guardia que le dieran el nobel a Obama y este señor no lo tenga. Una verguenza.
    Besos, María José y gracias por traernos a este gran hombre. NO deberíamos olvidar a la gente así

    ResponderEliminar
  2. Incongruencias de la Política y de los intereses creados. ¿Qué se le va a hacer? Al menos todavía hay quien nos recuerda a estas personas.
    Besos!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...