lunes, 4 de abril de 2016

Gestación subrogada

Uno de los problemas más frecuentes que surgen al querer adoptar afecta a las parejas del mismo sexo y a los hombres solteros. En España, la adopción nacional está abierta a todas las personas que cumplan ciertos requisitos, entre los cuales no figura ni la orientación sexual ni el estado civil. En cambio, cuando hablamos de adopción internacional, estas personas se topan con un muro que no les deja seguir adelante. Muy pocos países admiten la adopción por hombres solteros y casi ninguno, con la excepción de algunos estados brasileños, acepta a parejas del mismo sexo.

Si, además, tienes la mala suerte de que la adopción nacional esté cerrada en tu región o, simplemente, la espera te parece demasiado larga, la situación se vuelve realmente complicada. ¿Qué hacer en estos casos? ¿Hay alguna vía para cumplir tu sueño de ser padre?

La gestación subrogada, también llamada gestación por sustitución, es jurídicamente un acuerdo de voluntades en virtud del cual una mujer acepta quedarse embarazada por encargo de otra u otras personas, con el compromiso de entregarles el bebé así gestado y renunciando, consecuentemente, a su filiación. Esta técnica de reproducción asistida, tan común en países como Estados Unidos, Grecia o Ucrania, era declarada nula de pleno derecho en nuestro país por la Ley 14/2006, de 26 de mayo, sobre Técnicas de Reproducción Humana Asistida, independientemente de que mediara precio o no. Sin embargo, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos dictó sentencia el 26 de junio de 2014 declarando que el no reconocimiento de la relación de filiación entre esos niños y los padres que habían acudido a este método reproductivo violaba, apelando al interés superior del menor, el Convenio Europeo de Derechos Humanos. Este dictamen sentó un precedente en toda la Unión Europea, por lo que el Ministerio de Justicia ordenó a los Consulados españoles que efectuaran la inscripción de todos los niños nacidos mediante el popular y mal llamado "vientre de alquiler". El registro de la filiación se realiza mediante la transcripción en el Registro Civil de la filiación que figura en la sentencia judicial que autoriza la gestación subrogada, sin que figuren en ella los datos de la mujer gestante.

Tal como están las cosas, pues, no es de extrañar que la gestación subrogada se presente como una de las principales opciones para las parejas del mismo sexo. Eso sí, cuidado porque aquí también hay países que discriminan y no aceptan a estas parejas como futuros padres/madres del bebé, especialmente cuando sus miembros son dos varones. Es el caso de Ucrania, Rusia, India, Georgia o Kazajstán. Por eso, la mayoría de las personas interesadas en este procedimiento acaban contratando los servicios en Estados Unidos, donde el precio se dispara. En los últimos años, Camboya se ha revelado como una buena alternativa. Lo malo es que carece de legislación propia en esta materia, por lo que es recomendable asesorarse bien antes de iniciar el proceso.

Viendo la situación actual de la adopción internacional, con menos países cada vez en los que adoptar (y aquí hablo también de las parejas heterosexuales), el aumento de las trabas burocráticas por parte de todas las instituciones implicadas y, consecuentemente, el incremento de los tiempos de espera, me pregunto yo si de aquí a unos años no acabará desapareciendo y siendo "sustituida" por la gestación subrogada. No me extrañaría, la verdad. Creo sinceramente que, si no cambian las cosas, las generaciones futuras van a tener muy complicado embarcarse en una adopción internacional.

La gestación subrogada se presenta, por tanto, como una posibilidad más esperanzadora para muchas personas que no pueden tener hijos y quieren ver cumplido su sueño de abrazar, cuidar y proteger a un niño, su niño.

Para quien esté interesado en profundizar en este tema, el fin de semana del 7 y 8 de mayo se celebra en Madrid una feria de gestación subrogada organizada por la revista online Babygest. Aquí os dejo el enlace: feria de gestación subrogada_Surrofair  
 

8 comentarios:

  1. Qué horror! Lo siguiente será abrir el mercado a la venta de órganos, supongo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, no sé si el símil es muy acertado pero lo que está claro es que es una cuestión largamente debatida y en el que jamás se llegará a un consenso.

      Eliminar
    2. Si hay una feria de úteros, por qué no una de córneas?

      Eliminar
  2. Por mucho que sea el más desesperado deseo de nuestro corazón, no existe el derecho a ser padres.

    Sí que existe, en cambio, el derecho de todo niño a tener unos padres y particularmente, en esta sociedad del todo vale, el derecho de cada niño a conocer sus orígenes y, siempre que sea posible, de crecer con sus padres biológicos y familia de origen.

    Es importante que recordemos esto, los seres humanos no deberíamos ser objeto del mercadeo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En eso te doy la razón. A veces olvidamos que lo importante, quien tiene derechos, es el niño y no nosotros. ¡Pero es tan difícil tenerlo siempre presente! Nos gustaría que los derechos del niño y los deseos de los padres pudieran unirse en una asignación y dar forma a una familia.
      Conforme también en que no debe mercantilizarse al ser humano pero, como le decía más arriba a Anónimo, la gestación subrogada es una cuestión muy debatida y en la que difícilmente se hallará un consenso porque en ella hay demasiados factores en juego.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...