miércoles, 13 de abril de 2016

Cómo explicar a los niños la adopción. Tipos de padres


Nadie duda que para que la adopción salga bien es imprescindible pasar por un proceso de adaptación previo, un tiempo de convivencia en el que tanto los niños como los padres deben prepararse y acoplarse a su nueva situación y a su nueva familia. No olvidemos que, por difícil o triste que haya sido la vida de un niño abandonado, es SU vida, la única que conoce hasta ese momento y en la que se encuentra "seguro". De repente, unos desconocidos se lo llevan a su casa y le dicen que a partir de ese momento son sus papás. Entenderemos que no debe resultar fácil a partir de determinada edad.

Para que este proceso de acoplamiento sea un éxito y la adopción salga bien es necesario, en primer lugar, que el niño sepa y acepte que nunca volverá con sus padres biológicos. Pero también es necesario, en segundo lugar, que ese mismo niño conozca su historia personal, su identidad, y la asuma como propia. Son dos aspectos diferentes y complementarios, imprescindibles ambos.

Resulta de vital importancia para el éxito del proceso que el niño comprenda, en la medida de lo posible, lo que significa la adopción y que acepte esa realidad para él. Y aquí es donde juega un papel esencial la ayuda que nosotros, como padres, podamos ofrecerle y la de todos los técnicos y personal que trabajan con menores. ¿Cómo hacer entender a un niño que sus padres biológicos son unos pero que él va a vivir con otras personas a las que tendrá que llamar papá y mamá?

En este sentido, una técnica que me ha gustado por su claridad y sencillez es la que en 1981 presentó la doctora Fahlberg, pediatra y psicóloga infantil. Se trata de un método gráfico que consiste en explicar a los niños a través de tres círculos que existen tres tipos de padres, cada uno de ellos con funciones diferentes:



  1. El padre de nacimiento o biológico da la vida, la apariencia física, algunos rasgos del carácter, una predisposición hacia determinadas enfermedades o capacidades especiales...
  2. El padre legal tiene la responsabilidad financiera, de seguridad, firma papeles, le da permiso para hacer algo o ir a un determinado lugar, decide en qué colegio estudiará...
  3. El padre que cuida es el que proporciona cariño, alimentos, ropa y juguetes, cuida al niño cuando está enfermo, le da abrazos y besos, juega con él y le impone determinadas normas...

En la mayor parte de los casos, estos tres tipos de padres están unidos en una sola figura. Pero a veces sucede que esto no es así y un niño, como sucede con el adoptado o el acogido, puede tener más de un padre.

1 comentario:

  1. Muy buen post, María José. Una alumna mía adoptó a una niña de unos diez años y al principio lo pasó mal, pero claro, supongo que un bebé será más fácil dentro de la complicación.
    Besos

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...