lunes, 8 de febrero de 2016

¿Rechazados o elegidos?

Rechazar significa "denegar algo que se pide; mostrar oposición o desprecio a una persona" y su resultado, el rechazo, es una de las experiencias más dolorosas que puede sufrir un ser humano. Cuando ese rechazo se produce a una edad temprana, en la que todavía no somos capaces de comprender todo lo que conlleva o las causas que han podido producirlo, se convierte en una experiencia traumática. Y si, además, el rechazo proviene del propio padre o la propia madre, es lógico que el menor sufra una herida de difícil curación. Lo veíamos en los posts que hablaban del libro de Nancy Verrier El niño adoptado. Comprender la herida primaria I y El niño adoptado. Comprender la herida primaria II.

En estos casos, la elaboración del duelo puede ser larga y complicada. ¿Cómo explicarle a un niño que su propia madre no puede / no quiere / no está capacitada para cuidarle? Los niños no entienden de dinero ni de circunstancias sociales, sólo quieren estar con su madre y ser amados y cuidados por ella. Incluso en los supuestos de malos tratos, el menor es lo único que conoce y normalmente rechazará ser separado de sus padres biológicos aunque éstos le peguen o le maltraten de cualquier forma. Pensemos un segundo en ello... ¡es muy duro! Es tremendamente duro ver cómo un niño que es golpeado sistemáticamente por su padre, abandonado por su madre o incluso víctima de abusos sexuales por parte de un adulto en quien debería confiar, se niegue a ser separado de ellos porque, al fin y al cabo, es su familia y ésa es la única realidad que conoce.

El miedo a lo desconocido, a qué será de él o ella a partir del momento de la separación, a qué otras vejaciones o abandonos será sometido, esa incertidumbre... es peor, en su mente, que las humillaciones que vive en la actualidad.


Steve Jobs, el cofundador de Apple, fue un niño adoptado. Su padre era un inmigrante sirio y su madre una estudiante norteamericana que entregaría al niño en adopción. Posteriormente, sus padres se casarían y tendrían una hija, pero Jobs no los conoció hasta que no fue adulto.

En una escena de la película que recientemente se ha estrenado sobre el magnate de Apple, el personaje que interpreta Jeff Daniels le pregunta a Michael Fassbender/Steve Jobs: ¿por qué las personas adoptadas se sienten rechazadas en vez de sentirse elegidas? 

La película plantea aquí una cuestión interesante. Muchos adultos, y quizás también niños, que han sido adoptados ("elegidos" por una familia para darles todo su amor y comprensión, aunque aquí el término "elegido" no sea acertado) no son capaces de anteponer ese amor, esa familia que han ganado y a la que tienen todo el derecho del mundo, al dolor de saberse abandonados por su familia biológica. Volvemos aquí a la necesidad que tienen todos estos niños de elaborar su duelo.

En el caso de Jobs, su respuesta es terminante: porque supone una falta de control. Saber que no has tenido la oportunidad de controlar algo tan decisivo como con quién vas a vivir y quién va a ser tu familia.

"Steve Jobs" (Danny Boyle, USA 2015)

Independientemente de que Steve Jobs fuera una persona más o menos ambiciosa y controladora, no hay duda de que el niño adoptado ha pasado de mano en mano y, quizás, de familia en familia (familia biológica, servicios sociales, centro residencial, familia de acogida, familia adoptiva) en pocos años, y todo ello sin preguntarle ni tener ningún tipo de control debido a su corta edad. Ahora, pongámonos un momento en su lugar... ¿qué sentiríamos nosotros? ¿No es lógico que los niños tengan miedo, lloren, se rebelen y sufran un trauma que afecte a su desarrollo socioemocional?

La cuestión es muy delicada y de difícil solución. La mente de cada persona funciona de una manera y no todos afrontamos los problemas y el rechazo con el mismo ánimo. Nos quedaremos con la idea de que éste es un problema que, casi seguro, tenemos que afrontar todas las familias adoptivas. Y, por muy duro que resulte, ayudar a nuestros hijos a elaborar su duelo es una de nuestras principales tareas como padres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...