miércoles, 3 de febrero de 2016

Pocos, vagos y anormales

Así viene a definir un Karra Elejalde reconvertido en ginecólogo aficionado a las metáforas deportivas los espermatozoides de Paco León en "Embarazados", la última comedia de Juana Macías, que aborda con cierta dosis de humor el problema de tantas parejas jóvenes que hemos ido retrasando el momento de ser papás por primera vez. Se trata de una tragicomedia en la que a Paco León no le apetece demasiado ser papá ni cambiar su estilo de vida y su mujer, una estupenda Alexandra Jiménez, calificada de "anciana" a sus 37 años, decide hacerse una inseminación para ver colmados sus deseos de maternidad. Y ahí surgen los auténticos problemas...

Se trata de una comedia que nos hizo pasar un buen rato. Tiene la mezcla justa de drama y humor, siendo respetuosos con la problemática de tantas parejas estériles como hay en la actualidad. Como comedia, la recomiendo. Eso sí, si estáis un poquito "obsesionad@s" con el tema o no podéis conciliar el sueño pensando en la dichosa llamada que tod@s esperamos, quizás sea mejor que la dejéis para más adelante. Hay alguna frase o situación que puede haceros pasar un mal rato.

 Tráiler oficial de "Embarazados"

Porque, a la larga, lo que el personaje de Paco León viene a decir es que la inseminación (y yo añado adopción, in vitro...) es una opción, una oportunidad más para ser padres, y si lo consiguen serán las personas más felices del mundo, pero si no lo consiguen... tampoco pasa nada. El mundo no se acaba por eso y se puede ser feliz, con una vida maravillosa y completa, una verdadera familia, aunque no se tengan hijos.

Sé que muchos, al igual que el resto de personajes de la película, pensaréis que ha dicho una burrada. Que no se puede ser tan insensible ni expresar cosas así en voz alta. Bueno, pues por desgracia no va tan desencaminado. No me malinterpretéis, deseo ser madre como la que más. No espero nerviosa la llamada porque sé que todavía nos falta mucho para ese día, pero también sabemos que la adopción (como la inseminación o FIV) es, en cierto modo, una lotería. Nunca sabes si va a haber niñ@s que encajen en tu perfil, si el país elegido va a seguir abierto o cerrará mañana, etc etc.

Por eso, mi consejo para todas las familias que acabamos de iniciar esta aventura de la adopción* es que intentemos no obsesionarnos demasiado. Espero que tod@s consigamos cumplir nuestro sueño, es más, estoy convencida de que antes o después así será, pero si por desgracia no se llegara a cumplir... la vida también puede ser bella, plena y feliz sin hijos. Obsesionarnos sólo va a servir para pasar malos ratos, ponernos enferm@s y dejar que el tiempo pase sin disfrutar. La vida es demasiado corta para amargarnos así, por favor no lo hagamos. Disfrutad del día a día. Al menos, es lo que nosotros intentamos hacer... por difícil que resulte.


* Este post lo he escrito pensando principalmente en tantas personas que veo a diario en el blog, mail o redes sociales "obsesionadas" con la llamada de los servicios sociales y la asignación, familias que a menudo llevan "poco" tiempo en el proceso. Y cuando digo "poco", todos sabéis a lo que me refiero. Los términos "poco" y "mucho" son muy relativos en el mundo de la adopción, pero a veces me duele ver cómo hay personas, buenas personas, que parecen incapaces de disfrutar de su vida actual esperando que llegue su ansiad@ hij@. Las entiendo perfectamente, pero de verdad hay que intentar no obsesionarse y disfrutar de lo que YA tenemos. Hasta ahora, hemos hecho todo lo que está en nuestras manos... lo que el futuro nos depare, nadie lo sabe.

8 comentarios:

  1. Voy a buscar la peli, ojalá esté disponible en mi país.

    Y si, totalmente cierto! Los tiempos son relativos. Yo no tengo nada que quejarme pero porque en mi país ha habido una presión increíble para que los niños sean adoptados, que han acortado significativamente los tiempos, espero se propague al resto del mundo.

    Hace poco hablábamos con mi papá sobre los altos cobros que hacen en algunos países por adopción y los trámites tan largos que son y como eso es una violación a los derechos humanos, sobretodo a los derechos de los menores a que se les restituya su derecho a tener una familia.

    En fin, debemos hacer algo por ello.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como te he dicho antes, me alegro muchísimo por esa asignación tan rápida. Ojalá en España fuera igual. Enhorabuena otra vez y a disfrutar de ese pequeñajo que ya es vuestro hijo!!

      Eliminar
  2. Que palabras más acertadas, no as podido describirlo mejor. Pero es verdad que cuando ya ha pasado cierto tiempo y ves que la llamada no llega, llegas a obsesionarte, y es ahí donde hay que parar y recapacitar, y pensar en todo lo que tú muy acertadamente as escrito. Mil besos corazón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa!
      Es normal que en algún momento nos obsesionemos, nos jugamos mucho, hemos apostado fuerte por formar una familia y darle un hogar a los niños, pero también es cierto que debemos ser felices con lo que tenemos, o al menos intentarlo, porque tener hijos, por desgracia, no sólo depende de nosotros.
      Un beso.

      Eliminar
  3. Desde luego no me la voy a perder. Además Paco León es uno de mis actores favoritos (me parto y me troncho, como diría el).
    Con respecto a la llamada, pues qué quieres que te diga, en mi caso no se acaba el mundo, pero si que estoy un pelín agobiado y deseoso de que llegue ya por fin el día que nos digan que ya tenemos asignación.

    ResponderEliminar
  4. Yo no soy madre y quizá por eso habría podido decir la frase de Paco León. Hay cosas en la vida que no nos tocan por lo que sea y tenemos que aceptarlas. Se puede vivir igual y ser feliz con lo que nos toca. Lo que no puede ser no debe obsesionarnos.
    Luego hay padres que tienen hijos y mejor no haberlos tenido, me refiero a hijos que te salen malos y no te quieren, pasan de ti, te hacen la vida imposible, etc. De todo hay en la viña de Dios. Yo conozco a una buena mujer cuya hija es una mala pécora y la tiene abandonada. Nunca se sabe. Hay que aceptar la vida como viene.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, aunque a veces no resulta tan fácil. Aunque, efectivamente, a veces los hijos no salen como esperábamos. ¿Alguien tiene la culpa en esos casos o es simple Naturaleza que salgan así?
      La conclusión es clara, nosotros podemos hacer cosas para cambiar nuestra vida pero muchas veces resulta imposible y hay que aceptarla como viene.
      Besos

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...