lunes, 19 de octubre de 2015

Unidos por una grapa

"Unidos por una grapa". Estas son las palabras con las que la presentadora Anne Igartiburu define el proceso de adopción. En una entrevista publicada por mujerhoy.com, Anne cuenta cómo un productor de TV y padre adoptivo a su vez le dijo una vez que la adopción es una cuestión de grapa, refiriéndose a que en algún momento y en algún lugar desconocidos tu expediente y el del menor se unen por primera vez mediante una grapa que alguien pone en un despacho. Curiosa definición, pero cierta al fin y al cabo.

Todos sabréis que Anne Igartiburu es madre adoptiva, así que nadie mejor que ella para comprender lo que se vive y se siente durante el largo camino que hay que recorrer hasta que esa grapa sea puesta. Sin embargo, la espera merece la pena "porque como cualquier parto, el dolor queda atrás y se te olvida cuando abrazas a tu hijo por primera vez. Sabes que a partir de ese momento estaréis juntos para siempre, pase lo que pase".

Anne relata lo poco que le gusta que le digan que ha ayudado a unos niños o que ha hecho una buena obra. ¿Quién ayuda a quién? ¿Quién tiene más suerte? Dice que en su caso, la respuesta a estas preguntas se la dieron en casa el día que su hija le dijo: "Mamá, te he adoptado yo a ti". Y no deja de ser verdad, porque por más que traigamos un niño a nuestra casa y a nuestra familia, por más que le demos amor, besos, abrazos, una casa, alimentación y educación, hasta el día que ese niño no nos "adopta" a nosotros como padres, el proceso no ha terminado. El niño necesita asimilar su historia, su pasado, sus vivencias y sus recuerdos, y necesita sentirse seguro a nuestro lado, confiar totalmente en nosotros.

Anne recuerda el momento en que "llegas al aeropuerto de tu ciudad con tu hijo recién "parido" abrazado, sabes que inicias una nueva etapa y que tienes una responsabilidad, no sólo y sobre todo con ese niño, sino con aquellos padres que no pudieron cuidar de él o ella y a los que debemos honrar. Hay que tener esto muy claro y muy en cuenta". 

Es bueno recordar esto ya que a medida que los niños crecen necesitan dar respuesta a multitud de preguntas. Hay que hacerles ver que han sido amados y deseados y que siempre lo serán, pero también hay que hacerles entender que no siempre los padres biológicos pueden hacerse cargo de sus hijos, quea veces se ven obligados a  tomar decisiones muy difíciles por el bien de sus hijos. Pocos se paran a pensar en lo que cuesta a unos padres dejar a su hijo en un lugar, a sabiendas que nunca sabrá de él. Firmar una carta de renuncia.

Como nos recuerda Anne: "Nadie pertenece a nadie. Todos somos de todos. Así fui educada y educo. Todos llegamos a la vida de los demás para aprender algo y os aseguro, cada acción que nos lega quien tenemos delante, si estamos atentos, nos llega para saber más de nosotros. Así pasa con los hijos, los padres y con todo en la vida".

Unas palabras que, sin duda, merecen pensar un poco en ellas.

2 comentarios:

  1. Llamémosle "grapa", "clip" o "carpeta", da igual el nombre, lo que es cierto es que sea lo que sea está llena de alegría, esperanza y vida.
    Muy buena entrevista. Efectivamente Anne es madre adoptiva por doble ( y casi triple) partida. Anne tiene dos hijas, Noa, cuyos trámites de adopción comenzó en 2000 y que tiene con ella desde 2004, y una niña vietnamita, a quien adoptó a principios de 2013. Además, convive con ellas una joven india de unos 20 años, a quien no ha podido adoptar, pero a quien quiere como a una hija.
    Gracias por compartir la entrevista Mariajo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...