jueves, 27 de agosto de 2015

Segunda carta a mis niños

Queridos niños,
hace unas semanas os escribí la primera carta. Hoy quiero aprovechar un alto en la pausa veraniega para volver a hacerlo. Ante todo quiero contaros lo más importante... ¡por fin nuestro expediente voló a Bulgaria! y ahora está en manos de una serie de personas que lo leerán, lo traducirán a vuestro idioma, le pondrán unos sellos y harán todo lo necesario para que oficialmente estemos en lista de espera. ¡Sí, sí, exacto! Eso quiere decir que muy pronto habremos acabado los trámites y sólo nos quedará esperar para que ese hilo rojo vaya acortando la distancia que nos separa día a día. ¡Ya queda menos para que estemos juntos!

Después de hacer todo el papeleo necesario, papá y yo nos fuimos unos días a la playa. La verdad es que nos hacía falta cambiar de aires y desconectar un poco. Lo pasamos estupendamente y volvimos relajados y morenos (sí, sí, no te rías, yo también; que a pesar de mi blanca piel este año he conseguido cierto bronceado muy favorecedor.) Fueron unos días maravillosos y sólo nos faltabáis vosotros. No podíamos dejar de mirar a los peques que disfrutaban en el mar y se lo pasaban pipa construyendo castillos en la arena, y soñábamos con el día que estuviéramos todos juntos en esa misma playa de Sitges... Veíamos a los niños meterse en el agua con sus flotadores y manguitos y hacíamos planes de qué os compraríamos a vosotros y quién os enseñaría a nadar... Y es que no podíamos dejar de pensar en el futuro, en el primer verano que disfrutemos juntos.

Mientras tanto, debo deciros con un poquito de tristeza que vuestra tía R. y vuestro tío J. ya no viven juntos. Por desgracia, los problemas que tenían y que les llevaron a cancelar la boda el mes pasado han sido demasiado grandes y han considerado mejor seguir con sus vidas por separado. Sí, sé que es difícil de entender. Es uno de esos casos en los que tenemos que deciros "cuando seáis mayores lo entenderéis". ¿Qué mal sienta eso, verdad? ¡Si ya sois mayores! Lo sé, pero hay situaciones que ni siquiera los adultos somos capaces de entender, y mucho menos de explicar, por eso nos vemos obligados a deciros eso. En cualquier caso, no estéis tristes. J. es una persona muy buena y, aunque oficialmente no sea de la familia, él siempre será vuestro tío. ¡No dudéis que cuando vengáis a España él querrá conoceros!

El pasado fin de semana también fue un poquito triste para mamá y para la abuela. Hubiera sido el cumpleaños de la tía P. Por desgracia, ya sabéis que hace más de un año que la tía no está con nosotros. Se puso muy malita y ahora está en el cielo. Cierto que no podréis jugar juntos, pero os aseguro que la tía os observa desde allí arriba y está muy orgullosa de sus preciosos sobrinos. Mirad, mirad arriba... ¿véis una mujer sonriendo? ¡Es ella!

Bueno niños, ya os he puesto al día de las últimas noticias. No os quepa duda que papá y yo seguiremos luchando por teneros con nosotros lo antes posible. Mientras tanto, sed buenos y hacer caso a quienes os cuidan.

Millones de besos, papá y yo os queremos hasta el infinito y más allá... 

Mamá.

6 comentarios:

  1. Mariajo que carta más emotiva, sin lugar a dudas cuando tus hijos puedan leerla y entender el alcance de todo lo que le has escrito, estarán orgullosos de tener una madre como tú. Ánimo y un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado, a veces me sorprendo de lo fácil que me resulta escribirles sin saber quiénes son, si han nacido ya o no, si al final serán dos o sólo uno e, incluso, sin saber realmente si llegarán algún día... ojalá lleguen, los que sean y de donde sea, pero que no tarden mucho y de verdad pasen buenos ratos descubriendo cosas de nuestra espera con estas cartas. ¡Muchísima fuerza para ti que tienes ya un pie en Chitá! ¡Qué emoción! Feliz viaje.

      Eliminar
  2. Una carta preciosa, llena de amor!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapísima!! Y mucha fuerza a ti también, tengo la sensación de que Kamill@ está muy cerca.

      Eliminar
  3. María José, que bonita carta! No la había leído hasta ahora, y eso que creía haber leído todo el blog!!! Es muy emotiva! Me he emocionado muchísimo! Porque mira que casualidad hoy al medio día le escribí una al mío donde le contaba que también tengo una canción que cuando la escuchó pienso el el o ella. Es la de Alejandro Sanz y se llama desde cuándo?.
    Serás una mamá maravillosa!
    Un beso muy fuerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uyy muchas gracias guapa!! Tú sí que vas a ser una súper mami :-)
      Por cierto, esa canción también me gusta a mí.
      Un besote!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...