martes, 30 de junio de 2015

Relato de una hija adoptada

Hoy quiero hacerme eco de una carta que escribió una chica adoptada. El relato tiene ya cinco años, pero no por ello es menos emotivo ni ha perdido vigencia. La chica, Verónica Fiorito, tiene ya 37 años pero recuerda perfectamente los hechos y los sentimientos que ha vivido desde chiquitita y, por ello, lanza una llamada de socorro para que los gobiernos aceleren los procesos de adopción. Todo por el bien de los niños.


El relato de una hija

Me llamo Verónica Fiorito, tengo 32 años y soy hija adoptiva. En realidad me gusta decir "hija del corazón", como me enseñaron mis Padres. Soy de Rosario, llegué a las vidas de mis Padres un 17 de Marzo de 1979 a los 19 meses. Ellos ya tenían un hijo biológico de diez años que me quiso desde el primer momento que me vio y, gracias al amor que nos enseñaron mis padres, siempre fuimos muy unidos. Yo sufría de un pequeño grado de desnutrición que afectaba a mi maduración, ya que no podía caminar ni tomar objetos, no realizaba los movimientos normales de una nena de esa edad. Gracias al amor y dedicación de mis padres, al año de estar con ellos ¡corría más ligero que el correcaminos! Ya no había ninguna secuela de la falta de atención que sufrí.

Siempre supe que soy el fruto del amor de mis padres pero no de la forma convencional en que nacen los hijos. Mi mamá no sufrió dolores de parto pero si sufrió el tiempo de espera. Y no fueron nueve meses dentro de su panza, fueron muchos más al lado del teléfono, esperando una citación.

Me sumé al grupo Club de Padres para ayudar a personas que están dispuestas a dar amor incondicionalmente, como cualquier padre, y para ayudar a los chicos como yo que aún esperan el milagro: que la vida les regale padres que les enseñe a caminar, que pueda darles un remedio para bajar la fiebre o seque sus lágrimas. Que estén allí cuando empiezan a nadar, a andar en bici o, simplemente, sentir la felicidad de poder decirle a alguien "MAMA" y "PAPA".

Me pregunto por qué nosotros, los hijos, no somos escuchados. ¿No tenemos derecho a elegir? Además del maltrato de las personas que nos traen al mundo también tenemos que sufrir el maltrato de jueces que pierden el tiempo intentando mantener lazos con personas que no nos brindan atención ni, sobretodo, AMOR. Jueces que hacen dormir nuestra niñez en un expediente perdido en un cajón.

QUIENES DICEN CUIDAR DE NUESTROS DERECHOS NOS HACEN SUFRIR LA FALTA DE UNA FAMILIA.

Conozco mi nombre biológico, el de la persona que me dio la vida. Se que tengo tres hermanos biológicos y hoy, con 32 años, puedo decidir si quiero restablecer ese vínculo y me pregunto si saben que la curiosidad pasa por los hermanos y no por los padres. ¿Por qué la ley no ampara ese derecho? ¿Por qué querer imponerlo?

El Proyecto de Ley* que trata este grupo de padres ampara a los niños que todavía están en hogares y pretende agilizar las cosas para que muchas parejas puedan llegar a tener su hijo y para que muchos niños tengan otra oportunidad de saber lo que es una familia.

Espero que muchos más hijos del corazón se unan al grupo para que seamos más los que podamos decir que la vida nos dio el regalo más hermoso de todos: una familia.

Verónica Fiorito
9 de Febrero de 2010 


* En referencia al Proyecto de Ley presentado en ese momento por un grupo de padres adoptivos y futuros padres adoptantes, quienes de común acuerdo y con el derecho que otorga la Ley de Iniciativa Popular tenían un proyecto para agilizar la Adopción. Para ello se necesitaba juntar 400.000 firmas para que fuera tratado en el Congreso de la Nación Argentina. En el blog enunciado se puede hallar información al respecto.

4 comentarios:

  1. Muy bonito y verdadero.. Entiendo que los adultos, futuros padres, tengamos que esperar y resiliarse, pero a veces expedientes de niños pasan meses y meses, pasando por mesas, esperando algún sello, que alguien se digne pasar el expediente a la siguiente mesa.. Es muy injusto para estos niños, y irresponsable por par de algunos "responsables"! El interés superior del niño dicen..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Viva la burocracia! Vaya invento nos hemos sacado de la manga con la excusa de proteger los intereses de los niños. ¿Verdadero interés, pocas ganas de trabajar o excusa para que más organismos metan mano al pastel?

      Eliminar
  2. Se me erizo la piel. Sin palabras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por eso lo publiqué, me pareció que sobraban las palabras :-)

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...