viernes, 26 de junio de 2015

El café de los viernes II

¡Buenos días amig@s! Ya es viernes otra vez y vamos a tomarnos ese delicioso café juntos. Estas semanas he leído en varios foros bastantes opiniones a favor de cambiar el lugar de nacimiento de nuestros peques en su DNI y poner, en vez del real, la ciudad en la que vivimos. Ni sabía que eso se pudiera hacer, ni se me había pasado por la imaginación. 
 
Muchos padres creen que así evitan problemas a sus hijos en el futuro, que no tendrán que dar explicaciones a nadie sobre sus orígenes salvo que ellos quieran y tendrán más sencillo el acceso a un trabajo, a asistencia médica, etc. Los detractores opinan que así no se solucionan los problemas, que lo que hay que hacer es combatir el racismo y no cambiar datos, que de esta forma se le está negando al niño su pasado y le estamos dando una mala imagen de su país. Entiendo las dos posturas. Yo, personalmente, no creo que lo cambiara. Pero eso lo digo ahora, quizás cuando tenga a mis niños en casa y surjan problemas cambie de opinión. La controversia está servida... ¿qué opináis vosotr@s?
 
Nuestra amiga Raquel http://adoptandoenchita.blogspot.com.es nos decía: "Hola a tod@s, comparto la idea de Mariajo de mantener todos los vínculos posibles entre nuestros hijos y sus orígenes, creo que es una forma más de respetar sus raíces y que se sientan orgullosos de quienes son y de donde vienen. No obstante, en el día a día, para favorecer a nuestros hijos, tomaremos algunas decisiones distintas a las que teníamos planteadas, pero bueno entiendo que eso también es resiliencia".   
 
Efectivamente Raquel. Yo creo que hasta que no estemos frente a determinadas situaciones, no sabremos exactamente cómo actuar. Lo importante es que los niños conozcan sus verdaderos orígenes y se sientan orgullosos de dónde vienen y de lo que son. Un DNI no deja de ser un papel y, como tal, tiene el valor que cada uno le quiera dar.
 
Roberto http://eliniciodeunanuevahistoria.blogspot.com.es/ nos decía:  "Estoy completamente de acuerdo con las dos. Creo que los vínculos con sus orígenes tienen que permanecer. Aunque también veo (a través de experiencias que ya han tenido otras familias), que no siempre es fácil y que con el tiempo estos vínculos en muchos casos se dilatan y quedan en un mero recuerdo.
En cualquier caso dependerá de cada niño, de cada familia, y de cada situación". 

Y vosotr@s, ¿qué opináis?

3 comentarios:

  1. Que dificil situación, mas por lo engorroso y burocratico que son los paises en ciertas cuestiones, si lo vez por lo "práctico" sería cambiar de ciudad origen, pero si lo vez por respeto a las raíses no lo haría. Que dificil desicion, porque uno decide por el pequeño pero si de grande dice mama/papa ¿porque tomaron esa desicion? o quizas ¿porque no lo hicieron?. COmo dices ya que estas frente a esa situacion es cuando relamente habra que tomar una desicion.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que es difícil tomar algunas decisiones, especialmente porque no nos afectan sólo a nosotros sino también a los niños. De mayores pueden echarnos en cara por qué tomamos una determinada decisión o al menos tener dudas. Hagamos lo que hagamos, tienen que saber que lo hicimos por su bien y porque en ese momento pensamos que era lo mejor. No queda otra.

      Eliminar
  2. A nosotros nos aconsejaron que se lo cambiáramos ,que era lo mejor para después acceder a un trabajo con menos problemas y evitar dar explicaciones.Pero pesó más la verdad. No tenemos porqué ocultar sus orígenes y preferimos que nuestra hija se sienta orgullosa de donde viene y la seguridad de que sus padres nunca han querido ocultar nada. Puede que nos equivoquemos ? Puede.Pero siempre con la verdad.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...