lunes, 15 de junio de 2015

Couleur de peau: Miel

200.000 niños coreanos fueron adoptados por parejas de todo el mundo después de la Guerra de Corea (1950-1953). Uno de esos niños fue Jung, un pequeño adoptado por una familia belga que, pasados los años, se convertiría en un dibujante y director de cine lanzado a contar su propia historia con "Couleur de peau: Miel", un cómic que vería la luz el año 2010.

Dos años después, y con la ayuda del realizador Laurent Boileau, el cómic se convertiría en una película sobre la búsqueda de una identidad propia y la aceptación de uno mismo. Para realizar la película, que en español se tradujo como "Piel color miel", Jung volvió por primera vez a los 44 años de edad a su Corea natal. Abandonado a los cinco años, un policía lo encontró vagando por las calles de Seúl y lo llevó a una ONG estadounidense. El resto, como suele decirse, es historia.

Sólo he encontrado la película en su versión original, pero, a pesar de tener mi francés relegado a un rinconcito de mi mente, debo recomendarla a todo aquel que lo hable un poco porque se entiende bastante bien y la historia es muy, muy, muy bonita. Ganadora del Premio Unicef en el Festival de Cine de Annecy (2012), se trata de una especie de documental de animación que explora los sentimientos de Jung Henin desde su adopción hasta décadas después de abandonar Corea, cuando decide regresar y reconciliarse con su pasado.




La película es preciosa. Los dibujos y la imágenes reales se entremezclan con el propósito de reflejar los sentimientos de Jung al enfrentarse a su propia vida. Llama la atención el hecho de que no culpa a su madre biológica, sino que inventa excusas para justificar su abandono. Esas historias le ayudan a no sentir que un día fue abandonado, que no fue querido por su madre biológica.

Su vida no ha sido mala. Lo adoptó una buena familia belga, tuvo todo el cariño y el apoyo de sus padres y sus hermanos (cuatro biológicos y otra niña surcoreana) y una buena educación que le ha permitido ganarse dignamente la vida. Pero el tema del abandono siempre está presente en la vida de las personas adoptadas, por eso es tan importante que se enfrenten a su pasado y cierren las heridas. Sólo así pueden seguir adelante.

En Rosell Books se puede comprar el cómic y también echar un vistazo a varias de sus páginas. Lo que he podido ver me ha gustado muchísimo, me parece entretenido y muy didáctico, pudiendo ser de gran ayuda a la hora de explicarle a un niño pequeño lo que significa la adopción. Sin duda, lo añado a mi lista de libros pendientes.

5 comentarios:

  1. Muchas gracias por la recomendación, me tomo nota.

    ResponderEliminar
  2. Estoy contenta q te gusto la peli. Es preciosa y una buena base de reflexión!
    Tengo unas cuantas mas que te pueden interesar si quieres.. Mira en el apartado pelis y libros

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por descubrirnos esta película Anne. He hojeado el cómic y parece muy interesante. Por supuesto que miraré más detenidamente el apartado de pelis y libros, si es que no me da tiempo a todo :-(

    Si puedes verla Raquel, creo que te gustará.

    ResponderEliminar
  4. Se me estremeció el corazón, me resulta estresante la parte de la identidad, debo confesar que me aterra. Veré la película con mi esposo. Bendiciones! !!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...