jueves, 18 de junio de 2015

Barco de Vapor

El Barco de Vapor es una colección de literatura infantil creada en 1978 que, con el tiempo, se ha convertido en un referente de la literatura infantil y juvenil. En esta colección se publican los libros galardonados con el Premio de Literatura Infantil El Barco de Vapor, convocado por la Fundación SM, en cuatro series según la edad y capacidad lectora de sus pequeños destinatarios:
  1. La Serie Blanca para niños de 6-7 años que están empezando a leer.
  2. La Serie Azul para niños a partir de 7 años que ya saben leer.
  3. La Serie Naranja para niños a partir de 9-10 años que se atreven ya con textos más largos.
  4. La Serie Roja para niños a partir de 12 años que ya disfrutan de la lectura.
Seguro que la mayoría de los de mi generación os acordáis de ellos y habéis pasado muchas horas disfrutando de su lectura cuando érais pequeños. ¿Verdad? Pues bien, hoy os quiero hablar de dos que vienen como anillo al dedo.

"La historia de Ernesto" (Serie Blanca, Mercè Company) nos cuenta un día en la vida de Ernesto, un pequeño de seis años que fue adoptado de bebé. Pero no es un día cualquiera, sino un día muy especial. Ese día, Ernesto y sus padres celebran el Día de su Llegada. Paso a paso, los padres le cuentan cómo llegó hasta ellos, cómo lo cuidan, educan y quieren. Le explican que sus padres biológicos lo querían, pero no podían ocuparse de él. El niño ha escuchado muchas veces la historia de su llegada y le encanta, quizás porque le confirma que sus papás le querrán siempre y nunca le van a abandonar. A la vez, vemos cómo los padres adoptivos regalan a Ernesto una pequeña gatita y cómo el niño se encariña con ella, la cuida y la quiere, estableciendo cierto paralelismo con su propia adopción. Es un libro enternecedor y pensado específicamente para los más pequeños de la casa. Aquí podéis leer el primer capítulo:


El otro libro es "Mai" (Serie Roja, Hilda Perera), destinado a niños un poco más mayores que ya comprenden el significado de las historias y disfrutan con ellas. Mai es una niña vietnamita que ha quedado huérfana tras la guerra y es adoptada por una familia cubana exiliada en Miami. La madre tendrá que contarle a Mai su historia y su pasado, enfrentándose a las dudas y necesidades de la pequeña, que no siempre entiende los acontecimiento históricos y lo que significa la adopción. Aquí se cruzan dos historias, la de la pequeña huérfana en Saigón que necesita una familia y la de una familia cubana exiliada que, cuando sus hijos biológicos crecen, desean dar todo su amor a una niña adoptada. Un libro que me gustó mucho cuando lo leí de pequeña y que hoy he querido recordar aquí. Os dejo un fragmento:

"Por eso cuando Mai atravesó el río multicolor y sonriente que formaban los niños a la salida del colegio, dijo lo que dijo. ¡La vio tan protegida, tan llegada a puerto, tan gustosamente recibida! Porque Mai traía siempre los vestido pulcros y hasta bordados a mano, y los libros forrados con papel amarillo, y llevaba una merienda de exquisiteces hechas en casa, Benito le tenía un odio amargo. 

No sabiendo qué hacer para apagarle la risa de los ojos y la seguridad en sí misma, le dijo bronco:
     -Esa no es tu mamá.
Mai lo miró preguntando.
     -Esa no es tu mamá ni tus hermanos, porque tú tienes los ojos chinos.
Por fin, como para acabar de crucificarle la alegría, añadió claveteando:
     -Tú eres china, huérfana y, además, vietnamita. Y la mayor parte de la gente como tú anda en balsas, de puerto en puerto, buscando refugio. ¡Un día te atrapará un tifón y te va a llevar para el mar de China!

Mai sintió dentro un cuchillo fino de pena y susto, pero siguió corriendo para el amparo de su madre sonriente. Lo mejor era no oírlo. No comprender siquiera.
     -¿Te pasa algo mi niña?- dijo la madre al ver que Mai tenía los ojos asustados como conejos en fuga.
     -No, nada."

4 comentarios:

  1. Muy bonitos! No los conocía (por no haber crecido aquí...) y me parecen muy acertados. Volver a leer o ver películas infantiles ya de adultos, y mas aun con nuestro interés sobre la adopción, nos hacer entender muchísimas más cosas.. Los dibujos Disney por ejemplo: cuantos mensajes subtiles!

    ResponderEliminar
  2. Jo, qué tremendo y qué verdadero el último fragmento. No sabía que hubiera de esta temática en El barco de Vapor. Me los aputno. Mil gracias por el descubrimiento

    ResponderEliminar
  3. Son realmente interesantes al estar escritos y pensados precisamente para los niños. El primero lo acabo de descubrir gracias a un compi de curro cuyo hijo adoptado se llama precisamente Ernesto, y el segundo sí que lo leí de pequeña. Tengo que revolver en casa de mi madre a ver si todavía está por ahí.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias Mariajo, ya tengo ganas de leerlos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...