martes, 12 de mayo de 2015

Estados contagiosos

Es curioso cómo se contagian algunos estados de ánimo, aunque no sea nuestra intención cambiarlos. Hace once días que terminamos las entrevistas de valoración, nos dijeron que tardarían un poco en enviarnos los resultados y, de hecho, hay compañeros del curso que todavía no han terminado las entrevistas. Y, sin embargo, los nervios empiezan a hacer mella en todos. Sabemos que adoptar es un proceso duro y, sobre todo, un proceso lento. Y precisamente por eso, porque tenemos por delante una larga espera desde que nos declaren idóneos, nos gustaría que esta fase preliminar pasara cuanto antes. Lógicamente es una fase importantísima porque es ahora cuando nos valoran, luego ya no se podrán echar atrás, de ahí que tengan que "estudiarnos" y valorarnos bien para estar plenamente convencidos de que somos idóneos para adoptar un peque, o dos, o los que cada uno quiera. Niños que vendrán con su pasado, con sus traumas, sus miedos y también sus esperanzas. Niños que, en cualquier caso, son hijos del abandono.

Está claro que todos nos consideramos personas normales, con sus virtudes y sus defectos, pero al fin y al cabo, personas normales como cualquier hijo de vecino. Nos vemos más que capaces de afrontar esa ardua tarea que tenemos por delante. Por eso, a veces nos impacientamos y queremos que se dejen de entrevistas y tests ya y nos den la idoneidad de una vez. Pero quizás no todos estemos tan capacitados como creemos, quizás para algunos no sea el momento adecuado para adoptar, y eso hay que saberlo ahora porque después quien más sufrirá nuestra incapacidad será nuestro hijo. Por eso es tan importante una adecuada valoración.

Lo malo es que ayer le dijeron a una de las familias que los informes de la valoración pueden tardar mes y medio ó dos meses.... Buff, eso es mucho tiempo todavía. No me preocupa demasiado que se salten el plazo de los cinco meses que tienen para resolver, hecho que ya es malo de por sí. El mayor inconveniente es que nos acercamos peligrosamente al verano. Confío en que las profesionales tomarán una decisión y nos la comunicarán antes de irse de vacaciones... aunque no todo el mundo tiene tanta confianza como yo.

En el grupo hemos vivido situaciones de todo tipo. Nosotros no nos podemos quejar porque las entrevistas han ido relativamente rápidas, sólo han sido tres y ninguna de las profesionales se ha mostrado ruda, borde o antipática. Todo lo contrario, las dos han sido amables y educadas, han contestado lo mejor que han podido o sabido a nuestras dudas y nos han hecho sentir cómodos. Seguro que nos han planteado "preguntas-trampa" para ver si teníamos dudas o sentimientos en los que hubiera que indagar más (en un par de ellas se les notó un poco jeje), pero en ningún momento se han mostrado pesadas. Al parecer, no en todos los casos es igual. Hay compañeros a los que las profesionales que les tocaron (diferentes a las nuestras) les han dado largas, plantones y contestaciones menos acertadas. No puedo decir más porque no estaba ahí y sólo conozco una versión, sin embargo parece que hay profesionales que ponen más énfasis en pintarlo todo negro y desanimar a las familias. No sé, no las conozco personalmente y en este mundo hay gente para todo... Sin embargo creo que, cada una de las profesionales en su medida, intentan ponernos a prueba, ver si dudamos o si hay alguna cuestión que recomiende retrasar la adopción a otro momento. Es su trabajo, y tienen que estar muy seguras de nosotros para darnos la idoneidad. Por eso, si algún pequeño detalle me sorprendió, no le he dado mayor importancia y no he vuelto a pensar en él. Estamos ante un trámite que hay que pasar y ya está, no merece la pena darle más vueltas ni amargarse... al menos todavía.


6 comentarios:

  1. Es cierto. En muchos casos tanto el/la psicólog@ como el/la trabajaror@ social pintan las cosas muy crudas e incluso llegan a los extremos. A mí cuando las hice me dio la sensación de dos cosas:
    - Que nos estaban poniendo a prueba para ver cómo reaccionábamos.
    - Que intentaban que rechazásemos nuestro ofrecimiento, que nos echáramos atrás en nuestra decisión.
    Afortunadamente pasamos las entrevistas, pero si que es cierto que hubo momentos que lo pasamos realmente mal. Sobre todo porque dependes de ellos, y algunas cosas, comentarios prefieres no decirlos y morderte la lengua porque lo mismo te pueden perjudicar, y estas en sus manos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, pero como me decía ayer una compañera del curso, es su trabajo y adoptar es duro. Nos tienen que poner a prueba, al límite, para comprobar que no dudamos, que tenemos las cosas claras. Porque si dudas, malo. Lo que pasa es que a veces los nervios te hacen pasar un mal rato y eso es inevitable, pero creo que los profesionales ya lo saben y no juzgan por una reacción aislada. Aun así, repito que me siento afortunada porque con nosotros se han portado correctamente.

      Eliminar
  2. No te conozco personalmente pero estoy convencida que tendréis la ideonidad!! Vuestro enfoque de la adopción es el que los equipos valoran de manera positiva, no te preocupes!
    El verano admnistrativamente es agosto, ya lo tendréis en Bulgaria antes, sin duda!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Millones de gracias guapísima!! Ojalá sea así, tengo cruzados los dedos desde hace once días jaja. Antes pensaba que en junio podríamos enviar la documentación a Bulgaria, pero cada vez lo veo menos claro.

      Eliminar
  3. yo también tuve esa sensación de las preguntas trampa y no fue nada agradable pero lo que realmente creo que es importante y que me gustaría comentar con los Colegrios de Psicologos y Trabajadores Sociales es que no siempre conocen las caractsicas del país para el que nos van a evaluar y eso ya me molesta y me duele, porque yo me lo tomo en serio y así deberian tomárselo ellos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo. Las profesionales que nos tocaron reconocieron que no sabían nada de Bulgaria, en parte porque ellos sólo se encargan de las entrevistas de postadopción y no del proceso de adopción. A una compañera del curso le dijeron lo mismo respecto a México. No sé, quizás deberían informarse un poquito antes de hacer la valoración (aunque sólo fuera por hacer mejor su trabajo y no quedar mal delante de las familias). Sería un punto positivo para ellos

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...