jueves, 26 de marzo de 2015

Justicia ¿para todos?

Muchas veces no entiendo lo que pasa en el mundo. Siempre había creído que quizás yo era un poquito rara, pero cada vez estoy más convencida de que no es así... ¡¡los raros son los demás!! Para muestra, un botón: el otro día hablaba de la Libertad, con mayúsculas, esa palabrita que tan bien suena pero tan difícil parece de aplicar en la realidad. Pues bien, hoy me encuentro con este titular:

<La ley 'Acto de Supresión Sodomita' mataría a homosexuales con una bala en la cabeza o "por cualquier otro método conveniente".>

Así, como lo habéis leído. Resulta que un abogado norteamericano, un tal Matthew McLaughlin, ha presentado una propuesta para que la homosexualidad sea considerada en todo el país un delito castigado con la pena de muerte. La autoproclamada ley "Acto de Supresión Sodomita" propone que los homosexuales sean ejecutados con una bala en la cabeza o "por cualquier otro método más conveniente". Las declaraciones de este sujeto no tienen desperdicio: "el abominable crimen contra la naturaleza conocido como sodomía es un mal monstruoso que Dios todopoderoso, dador de libertad, nos ordena reprimir bajo pena de nuestra destrucción total, así como destruyó Sodoma y Gomorra. Dado que es mejor que los delincuentes mueran antes de que todos nosotros seamos asesinados por la justa ira de Dios (...) el pueblo de California pide sabiamente, en el temor de Dios, que cualquier persona que voluntariamente toque a otra persona del mismo sexo para obtener satisfacción sexual debe morir de un tiro en la cabeza o por cualquier otro método conveniente".

En fin, sobran las palabras. La Fiscalía está intentando que se tomen medidas legales contra este sujeto y se retire esta propuesta, que necesitaría 360.000 firmas para salir adelante. Sinceramente, me parece indignante que esta persona (por llamarla de algún modo, porque me niego a llamarla ser humano) se haga llamar "abogado", una profesión que supuestamente defiende valores como la justicia y la igualdad. Espero que se tomen las medidas oportunas y se le retire la licencia, pues ningún país del llamado "primer mundo" puede consentir semejante barbarie. Si no, podremos decir que finalmente la Justicia ha muerto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...