miércoles, 4 de marzo de 2015

Asha Miró

Hace tiempo que me apetecía hablar de una mujer muy especial. Se llama Asha Miró y jamás había oído hablar de ella hasta que empezamos esta aventura de la adopción. Asha nació en 1967 cerca de Nasik, en India. Pronto fue dada en adopción y pasó a vivir en un orfanato de Bombay hasta 1974, año en que fue adoptada por una pareja catalana, Josep y Electa Miró. Desde entonces, ha vivido en Barcelona, se diplomó en Ciencias de la Educación y cursó la carrera musical y de piano en el Conservatorio Municipal de la ciudad. De 1989 a 2001 trabajó como maestra en varias escuelas de la Ciudad Condal, pero el interés de la prensa y del público se centró en ella cuando decidió conocer sus orígenes y escribir un libro contando su experiencia.

"Tienes recuerdos muy borrosos de lo que fue tu infancia. Cuando llegué a Barcelona y durante los primeros años, pensaba que lo más importante era empezar una nueva vida, y quieres empezar de cero, intentas coger todos esos recuerdos y almacenarlos en un lugar profundo para darte la oportunidad a ti mismo de empezar de cero. Pero poco a poco los recuerdos vuelven a surgir, aunque de una forma muy lenta, sin producir grandes traumas. A medida que te haces mayor vas preguntando cosas sobre tu pasado, pero llega un momento en el que te das cuenta que hay preguntas que nadie puede responderte, porque tus padres no saben nada más de tu vida anterior. Entonces es cuando te planteas hacer este viaje de retorno. Muchos padres sufren porque creen que van a perder a su hijo, o algo así, cuando de hecho sucede lo contrario, es una reafirmación. Se trata de buscar las cosas verdaderas, los orígenes, porque aunque hayas vivido toda la vida en un lugar, has nacido en otro, y por tanto tus orígenes están en otro lugar, y el lugar de origen es el que te marca, marca tu forma de entender las cosas, de vivir, de sentir, etc."

Asha Miró se ha convertido en un referente en el mundo de las adopciones y su presencia es continuamente solicitada en congresos, coloquios y programas de televisión, así como en cursos de formación de futuros padres adoptivos. Convertida en puente de unión entre India y España, colabora con Casa Asia, una institución afincada en Barcelona que se dedica al fomento de la cultura asiática en la sociedad occidental. Asha es una defensora nata de la adopción, sobre todo de niños mayores.

"La gente debe apostar por estos niños, dejar de ser egoista queriendo disfrutar de los primeros momentos de los bebés, porque también se puede disfrutar de niños más mayores. Animo a los padres a que adopten a estos niños de cuatro o cinco años, que también merecen una oportunidad, si no ¿qué futuro les espera? Es una experiencia diferente pero igual de rica."

En su segundo libro, Asha contaba su viaje a India para conocer a su familia biológica. Allí descubrió que su madre no era la que ella pensaba, que su padre no la abandonó y que su verdadero nombre era Usha Ghoderao. Su padre se lo cambió por Asha (Esperanza) al entregarla a las religiosas, pero éste era realmente el nombre de su hermana mayor, con quien se encontró en India.
 
"Ha sido el reencuentro de las dos Ashas, la de Oriente y la de Occidente. He conocido a una mujer valiente, lanzada y feliz. Ambas tenemos una vida rica, aunque el destino nos dio un papel distinto a cada una. Me ha visitado en Barcelona y hemos difrutado juntas, pero ella deseaba volver con su familia a India, donde vive en un pueblo, en una casa sin agua. Pero ella es feliz allí. Piensa que aquí tenemos muchas más comodidades, pero que también hemos perdido mucho. Y tiene razón."

Asha adoptó después de este viaje a una niña, Komal, de seis años, que es su sobrina-nieta. 

"En realidad tengo su tutela. Les ofrecí darles el dinero para educarla, pero me recomendaron sacarla del país para darle buenos estudios y que pueda volver cuando quiera. Hay que pensar mucho cada caso, algunos niños necesitan salir de su entorno para crecer mejor y otros no. Yo tardé cuatro años en decidir lo de la tutela, pero es lo mejor que he hecho en mi vida. Verla cada día me recuerda mis raíces. Ella sí es el puente entre India y Barcelona."

Asha es también representante de la asociación Surya en Cataluña. Esta asociación nacional de amigos y familias adoptantes de India y Nepal, creada en Zaragoza, centra sus esfuerzos en promover el conocimiento de la cultura de estos países y en ayudar a quien esté interesado en realizar allí una adopción. En Aragón son ya más de medio centenar de familias las que forman parte de ella y se reúnen asiduamente como una gran familia. La asociación es joven y espera poder ir creciendo poco a poco. Su objetivo más inmediato es darse a conocer, pues creen firmemente que formar parte de la asociación puede ser algo muy positivo tanto para los niños como para los padres. Este es el enlace:  http://www.asociacionsurya.com/

Como no quiero alargarme más y todavía podría contar muchas cosas sobre esta maravillosa mujer, dejo aquí el enlace a su página web y añado sus libros en la pestaña de lecturas.

3 comentarios:

  1. También soy fan de ella! Una gran mujer!

    ResponderEliminar
  2. Yo también! Prácticamente, en cuanto empiezas a leer cosas te topas con ella. Guapa por fuera y por dentro

    ResponderEliminar
  3. Es verdad!! Está realizando una gran labor de información en nuestro país y me han dicho que sus libros te enganchan. Intenté conseguir el primero, "La hija del Ganges", pero ya está descatalogado así que tendré que intentarlo en la biblioteca.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...