lunes, 23 de febrero de 2015

Un día de Cine

Hoy es un día importante para todos los que amamos el Cine, con mayúsculas. Esta pasada madrugada se entregaban en Los Angeles los Oscar, los premios cinematográficos más importantes de Estados Unidos y, pocos lo negarán, de todo el mundo. Este año no se han producido grandes sorpresas (Alex y yo hemos hecho casi pleno en nuestras apuestas) pero, aún así, como somos grandes amantes del cine, no quería dejar pasar esta fecha sin destacar un par de cosas.

La más importante, sin duda, el Oscar a la Mejor Película de Habla No Inglesa. Aunque este año tenía sinceras dudas entre la polaca "Ida" y la rusa "Leviathan" (ambas con niños abandonados de por medio), el premio al final ha recaído en la primera, una estupenda película del director Pawel Pawlikowski. (Nota para quienes están en proceso de adopción en Polonia: Pawel es uno de los nombres más frecuentes entre los niños polacos.) La película nos cuenta la historia de una niña huérfana que se ha criado en un convento y, poco antes de tomar los hábitos, descubre que tiene una tía que aún vive. La joven descubre que su familia era judía y que su tía es una jurista que, durante la Guerra, sentenció a muchas personas, entre ellas algunos sacerdotes, a muerte. Ambas tiene que enfrentarse a su pasado y descubrir cómo quieren vivir su vida a partir de ahora. Historia algo dura sobre el descubrimiento de la identidad y de los orígenes familiares, algo a los que todos los padres e hijos adoptivos nos tendremos que enfrentar antes o después.

En la película rusa, "Leviathan", un hombre vive en un pueblecito del norte, a orillas del mar de Barents, con su esposa y su hijo, fruto de una anterior relación. El niño, que fue abandonado de pequeño por su madre, no acepta a la nueva esposa del padre y la culpa de todas las penurias que pasan. Película igualmente recomendable en la que el director denuncia la corrupción en la Rusia de Vladimir Putin, lo que le ha valido numerosas críticas en su país, donde el sector nacionalista y los religiosos ortodoxos le acusaron de dar una imagen distorsionada del país para contentar a Occidente.

El Oscar al Mejor Actor se lo ha llevado Eddie Redmayne por su magnífica interpretación de Stephen Hawking en "La teoría del todo", algo que no sorprende a nadie. Pero a mí me lleva a recordar la primera vez que vi a este actor británico, en 2012, en la adaptación cinematográfica del musical "Los Miserables". Como todos sabréis, la famosa novela de Victor Hugo cuenta cómo el protagonista toma bajo su cuidado a una niña huérfana, Cosette, que era tratada como una criada en su familia de acogida. Cuando Jean Valjean decide llevarse a la niña con él, ésta descubrirá por fin lo que es el amor, los cuidados y la protección de un padre.

Entre los presentadores y los asistentes a la ceremonia de este año, Neil Patrick Harris y Nicole Kidman, dos famosos que han formado una familia con "hijos del corazón", al igual que han hecho muchos de sus compañeros y compañeras de profesión (Charlize Theron, Hugh Jackman, Sandra Bullock, Michelle Pfeiffer, Meg Ryan, Steven Spielberg... y no sólo Brad Pitt y Angelina Jolie.) Otro día hablaré de la cantidad de famosos que son adoptados o han adoptado a sus retoños. De momento, termino con un tráiler de la polaca "Ida".




2 comentarios:

  1. Me apunto esas dos pelis (habla no inglesa), no las he visto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que te gusten!! Son duras, pero están muy bien.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...