miércoles, 25 de febrero de 2015

Terminando el curso

Ayer fue un día especial, terminamos el curso de formación y nos dieron el certificado de asistencia. Primer paso superado. Ahora hay que visitar de nuevo las Ecais para aclarar dudas y decidir finalmente el país y la forma de tramitación. En nuestro caso, la decisión es sencilla: Rusia con AAIM o Bulgaria con Namasté (aquí en España) o con Amor (directamente en Bulgaria.) En unos días recibiremos una carta del IASS diciéndonos qué psicólogo y qué trabajador social nos han asignado y citándonos un día para comenzar las entrevistas de valoración. Nosotros no tenemos que hacer nada más. Y eso, reconozco que me deja muy tranquila. Los nervios que sufren las familias en otras ciudades teniendo que hacer gestiones para conseguir una cita lo antes posible, pagando a los colegios profesionales, etc... Uff, prefiero no tener que hacer personalmente estos trámites (y encima que sean gratis) y preocuparme sólo de lo realmente importante: decidir de dónde vendrán nuestros hijos.

La última sesión del curso daría para varias entradas, y posiblemente retome algunos puntos más adelante para tratar en profundidad temas que pueden ser importantes. De momento, me conformaré con intentar resumir su contenido.

Empezamos poniendo en común los "deberes" que nos habían mandado para esta semana. ¿Cómo hablar con nuestra hija adoptiva de once años de los abusos sexuales a los que la había sometido su padre biológico? Tengo que decir que la gente se había preparado muy bien el ejercicio y tengo la sensación de que todos serán unos padres estupendos. Se expusieron diversas ideas: cartas, charlas, notas, vídeos, libros... la clave está en dejarle claro a nuestra hija que nos tiene aquí para hablar cuando ella quiera y para hacernos todas las preguntas que le surjan, que no es la única niña que ha pasado por esta experiencia y que, en ningún caso, fue culpa suya. Por no alargarme demasiado, os dejo el enlace de un cuento que trata con mucha sutileza los abusos que sufre una niña a manos de su tío y cómo la niña aprende a decir "No". Se titula "Estela, grita muy fuerte":http://www.asociacionrana.org/gritamuyfuerte/estela-grita-muy-fuerte-libro.html

Terminamos viendo un video que trajo una de las familias (gracias Paula y Alberto): se trata de una conferencia que dio Elena Vander, una terapeuta psicoemocional especializada en sexualidad y traumas sexuales, que sufrió diversos abusos sexuales en su infancia. Autora del libro "En nombre del amor", donde cuenta su historia sin caer en el victimismo y cómo fue su proceso de sanación.


Una vez más, nos entregaron diversa documentación relacionada con la búsqueda de los orígenes, los problemas de los niños adoptados cuando llegan a la adolescencia y la relación con su entorno, y un ejemplar de la revista "Niños de hoy". No está muy actualizada pero se pueden leer reportajes interesantes: http://www.infanciadehoy.com/index.php/revista-ninos-de-hoy

No debemos tener miedo a que nuestros hijos adoptados quieran un día conocer a su familia biológica. No sólo es su derecho, sino que puede ser beneficioso para que construyan su verdadera identidad. Eso no quiere decir que no nos quieran a nosotros, que no estén a gusto con su familia adoptiva ni que nos vayan a abandonar para volver con la biológica. ¡Fuera esos miedos, por favor! Son normales, pero debemos afrontarlos y ayudar a nuestros hijos en su búsqueda. A modo de resumen, y al menos en lo que se refiere a Aragón (aunque imagino que será similar en toda España), cuando una persona adoptada quiere buscar a su familia biológica debe dar los siguientes pasos:

    1. Tener claro hasta dónde quiere saber y realizar una solicitud al IASS.
    2. El IASS solicitará la información que se tenga a los Archivos Centrales.
    3. Los técnicos del IASS estudiarán el expediente y realizarán un plan de actuación, intentando localizar a los miembros de la familia biológica. Estos podrán negarse a hablar o saber nada del hijo que dieron en adopción.
    4. Se leerá y, en su caso, entregará la documentación disponible al solicitante. Si ambas partes están de acuerdo en encontrarse o entablar contacto, se preparará ese contacto.
    5. A partir de ahí, los contactos que haya son algo personal que sólo incumbe a las dos partes. No obstante, el IASS permanecerá en segundo plano para prestar apoyo posterior y ayudar, si es necesario, a afrontar las nuevas relaciones.

A continuación, hablamos un poco más de las diferencias entre hijos biológicos e hijos adoptados, y terminamos de ver un video que quedó a medias la semana anterior sobre la búsqueda de sus orígenes de una mujer coreana que había sido adoptada en EE.UU. También se mencionó el caso de Céline Giraud, una niña que fue adoptada en Perú por una familia francesa cuando apenas tenía 16 días de vida. Cuando de mayor, Céline decidió viajar a Lima a buscar a su madre biológica, descubrió que había sido robada al nacer por una red de tráfico de niños. Su historia, narrada en el libro "J'ai eté volée à mes parents" ("Fui robada a mis padres"), reveló el escándalo del robo de niños en Perú a principios de los años ochenta.

Nos dieron finalmente un listado de las "20 cosas que los niños adoptados desearían que sus padres supieran sobre adopción". Se basa en un libro de Sherrie Eldridge que, por desgracia, sólo está publicado en inglés. Dejo aquí el enlace por si a alguien le interesa (http://sherrieeldridge.com/books/) Por no alargarme más, esos 20 puntos (que son muy interesantes) los trataré otro día. 

Y, para concluir la sesión y el curso, vinieron tres familias adoptivas a contarnos sus experiencias: la primera adoptó por nacional a dos gemelos de seis años, la segunda era una monoparental que tiene una niña hindú de catorce años y la tercera fue la que más nos sorprendió a todos. Era la más joven, apenas tendrían cuarenta años, y ya son padres de tres niños: la mayor es una niña rusa que llegó hace siete años, luego un niño español que llegó hace casi cuatro y, por último, otro niño español con algunos problemas de salud que llegó hace dos, más o menos.  Todas reconocen que sus vidas han dado un giro de 180 grados, que hay que enfrentarse a problemas día a día pero que, al final, la recompensa es indescriptible.

Con esta conclusión, y el intercambio de móviles que ya se han convertido en un grupo de whatssap de las familias, dimos por concluido el curso de formación.


6 comentarios:

  1. Maria José ya estas un pasito más cerca.

    ResponderEliminar
  2. Felicidades! un gran paso :-)
    ahora a investigar a fondo, que es un paso también muy importante!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!! Ya estamos un poco más cerca :-)

      Eliminar
  3. Qué rapidito! En Madrid son más horas y son 5 semanas. Qué bien, María José! Otro paso! Muy valiosa la información que compartes. Qué duro tener que explicar eso, qué terrible. Desde luego, que esto te recoloca en la vida. Digo la adopción. Es un ejercicio de auto conocimiento y de reflexión sobre la vida intenso.

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que hace mucha ilusión haber dado el primer paso y pensar ya en el siguiente. Me alegra que te guste la información, hay que enfrentarse a muchas situaciones complicadas y cuanta más ayuda tengamos, mejores padres podremos llegar a ser. No olvidemos que la adopción nos cambiará la vida por completo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...