miércoles, 18 de febrero de 2015

Tercera sesión del curso

Ayer tuvimos la tercera sesión del curso y comentábamos con los compañeros lo rápido que está pasando. Sólo nos queda una sesión más, una semana más, e iremos de cabeza a las entrevistas. Supongo que es lo que queremos todos, que vaya lo más rápido posible para estar más cerca de nuestro hijo o hija, pero es que a veces da vértigo, sobre todo si intentamos imaginarnos lo largo que se nos hará el resto del camino.

Bueno, la sesión la comenzamos con un par de datos prácticos: el 1º, los datos actualizados de Filipinas (a fecha de hoy hay 11 expedientes tramitándose por protocolo público, uno de ellos de Aragón, y en el año 2014 recibieron asignación 8 familias: un expediente del 2009, cuatro del 2010 y tres del 2011.) El 2º dato, el nuevo informe médico que los adoptantes de Federación Rusa deberán adjuntar cuando tramiten su expediente (un listado de 12 pruebas, revisiones y análisis que deberán ir firmados a partir de ahora por el jefe de una comisión o tribunal médico, no por el jefe de hospital como venía siendo hasta el momento.) Entiendo que estudien a las familias para proteger a los menores, pero ¡me encantaría saber que nuestros niños rusos reciben tanta atención médica como sus futuros papás!

Otra aclaración que surgió a raíz de las preguntas de las familias. ¿Qué pasa con las noticias que han salido recientemente en prensa sobre cambios en la adopción tanto nacional como internacional? Ya hablé de eso hace unos días y ha aparecido también en otros blogs que sigo. Lo primero, en adopción nacional se habla de las adopciones abiertas. Este sistema se emplea ya en el resto del mundo occidental y no es una novedad del Gobierno actual, el proyecto se lleva debatiendo desde hace varias legislaturas. La adopción abierta consiste en un sistema en el que los niños adoptados mantienen algún tipo de contacto con su familia biológica. Lo que hay que tener en cuenta son dos cosas: una, que eso sólo será posible en determinados casos, no en todos. A un padre que haya abusado sexualmente de su hija o una madre drogadicta que maltrate a sus hijos no les van a permitir tener contacto con sus hijos. Y dos, todavía es un proyecto y no sabemos qué pasará con él, pueden tardar años en aprobarlo y entrar en vigor y, en ningún caso, va a ser retroactivo. Es decir, nunca se aplicará a las familias que ya hayan iniciado sus expedientes. Quienes estamos haciendo el curso ahora, que previsiblemente enviaremos nuestros expedientes en pocos meses, no nos veríamos afectados por este cambio.

Y el segundo debate, las adopciones internacionales. Hace unos días apareció la noticia en prensa de que las CC.AA. iban a perder competencias en temas de adopción. Lo mismo, primero que no se sabe nada todavía ni cómo quedará la situación al final; segundo, que no será retroactiva, así que no nos afectará a los que ya estamos inmersos en esta aventura. Ya veo que un día más me voy a alargar demasiado en esta entrada, pero creía de verdad que merecía la pena aclarar estas noticias. Ahora sí empezamos con la tercera sesión...

Después de estas aclaraciones, pasamos a exponer el ejercicio práctico que quedó pendiente la semana anterior. Se trataba de cuatro casos reales que debíamos analizar para detectar las características de los niños, su problemática, la posible causa de su comportamiento con la familia adoptiva, lo que veíamos fácil o difícil de ser sus padres y qué deberíamos hacer para intentar solucionarlo. Aunque la casuística era diversa, al final las conclusiones eran muy similares: situación de abandono o abandonos continuados, sin vínculo familiar ni figura de referencia, familia biológica desestructurada, falta de apego, pocos cuidados médicos, miedos y rabia. Imagino que es el cuadro más habitual al que nos enfrentaremos, así que mejor lo vamos asimilando ya.

La mayor parte de la tarde estaba dedicada a la comunicación en torno a la adopción, es decir, cómo y cuándo contarle a nuestro/-a hijo/-a su condición de adoptado/-a. ¿Debe guardarse como secreto o debe hacerse público? Nos quedó claro que se le debe contar porque es la verdad, porque hay que ser sinceros, porque confía en nosotros, porque tiene derecho, porque antes o después se enterará por alguien, porque así le ayudamos a madurar y a ser consciente de su historia y de su propio "yo". Los datos concretos los iremos revelando según su edad y su entorno, pero siempre tendremos que ser cien por cien sinceros. No inventemos datos, por favor. Nos guste o no, por mucho que queramos protegerle o que tengamos miedo a su reacción, es su historia y nosotros somos los responsables de su intimidad. Así que contémosle su historia, por dura que sea, pero no la compartamos con nadie más (familia, amigos, vecinos...); él decidirá si cuenta su historia a alguien o si no se la cuenta a nadie. Velemos por su intimidad.

A continuación, nos juntamos por grupos. Una vez más, separados de nuestras parejas y con gente con la que no hubiéramos trabajado en sesiones anteriores (¡qué bien está viniendo esto para que todos nos vayamos conociendo un poco!). Nos dieron cuatro casos para analizar. En cada uno de ellos, una persona adoptada nos contaba cómo y cuándo se había enterado de su condición y cómo era la relación actual con su familia adoptiva. Esto nos sirvió para convencernos más aún de la importancia de revelarle a nuestros hijos que son adoptados. 

En resumen:
1º - Debe familiarizarse desde muy pequeño con la palabra "adoptado", aunque no sea consciente de su significado.
2º - Hay que contarle su historia, adecuándola a su edad y su entorno, sin mentirle nunca. Es mejor decir "ese dato no lo sabemos, hijo" que inventarnos algo.
3º - Hay que permitirle que integre su historia pasada y exprese sus sentimientos (rabia, enfado...)
4º - Hay que darle tiempo, finalmente, a que nos acepte como su familia.

Después de ver parte de un documental en el que una mujer coreana cuenta cómo fue su adopción y su adaptación a su nueva vida (lo terminaremos de ver el próximo día), llegó la hora de reflexionar y buscar estrategias útiles para la comunicación de información dolorosa. Nos leyeron una historia en la que una abuela escribe una carta a su nieta contándole por qué vive con ella. Fue muy duro, pero a la vez muy hermoso por el amor que destila esa carta. Creo que se emplea en mucho cursos de formación (el caso de Clara.) Y nos pusieron deberes para la próxima semana. Nos dieron una historia y debemos explicarle a la protagonista su historia del modo que consideremos más conveniente (carta, conversación, imágenes...)

Nos dieron también mucha información escrita acerca de cómo hablar con el menor sobre la adopción, cuándo se debe informar y cómo contarle su historia cuando ésta es dura, así que tenemos tarea para esta semana.

Cada día es más interesante el curso y, además, se espera que el último día venga alguna familia adoptiva a contarnos su experiencia. ¡Qué ganas de que llegue la próxima semana!

10 comentarios:

  1. Hola Maria José, estas haciendo una gran labor con tu testimonio, relatando desde el principio cada paso y dando tanta información. No te preocupes si te alargas, a mi me encanta leer tus entradas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias!! Si es que me pongo a escribir y parece que me dan cuerda, jajaja. Cuando empecé a mirar blogs, pronto eché de menos tres cosas: blogs sobre adopción nacional, blogs de gente que tramitara en Aragón (por las diferencias en los procesos entre CC.AA.) y más detalle en cierto tipo de información (trámites, entrevistas...). Eso es lo que intento cubrir mientras le cuento a mis niños cómo llegaron hasta nosotros.

      Eliminar
  2. Hola María Jose!! Ya me he leído enterito tu blog, y me encanta. Sigue así porque sin saberlo ayudas a mucha gente que tiene dudas o esta empezando en este camino de la adopción. Mucho animo y un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carmen!!! Me alegra muchísimo. Vaya sesión de lectura te has metido!! Empecé esto como forma de llevar un diario de todo el proceso y, si de paso le sirve a alguien, genial. Muchas gracias por tus ánimos, no sabes lo bien que sientan!! Un abrazo

      Eliminar
  3. Gracias x la información sobre la CCAA, me tenía preocupada... Está muy bien que relates vuestra experiencia, para dejar un testimonio a los que empezarán el proceso pero tb para vosotros, tener escrito momentos importantes de vuestro camino.
    En mi blog encontrarás nuestro recogido, a veces sin muchos detalles, pero he intentado dejar la información con el mismo propósito.
    Hay una escritora de Quebec, que me gusta mucho, que escribió una carta de un adoptado para sus abuelos. Lo acabo de publicar, pq pensaba que ya lo tenía puesto. http://looking4ourchild.blogspot.com.es/2015/02/lettre-aux-grands-parents-jlemieux.html
    Si lo quieres bien traducido al castellano te lo puedo pasar por mail.
    Sigue con tu blog, está genial!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que estés más tranquila; en cualquier caso, paciencia (una vez más uff) y veremos lo que pasa. Muchas gracias por tus ánimos y tu ayuda!! Esa era la idea, recoger todo el proceso para nosotros y si le sirve a más gente será estupendo.
      He mirado esa carta por encima, no conozco a la escritora. Más o menos la he entendido, pero si me la pasas en castellano sería estupendo!!! Gracias!

      Eliminar
    2. Te la he pasado x mail..
      Es una psicóloga / asistente social de Quebec famosa en el mundo francófono de la adopción. Una pena que no tenga ningún de sus libros traducidos al castellano...

      Eliminar
    3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  4. ¡¡Uff, qué carta más hermosa!! Me ha encantado Anne. Me comería a besos a ese niño o niña, lo cuidaría, le protegería, le amaría.... ¡¡lo adoptaría ya!! jaja. Aunque inventada, es una historia preciosa. Se nota que la autora sabe de lo que habla y me ha llegado al corazón. De hecho, estoy pensando guardarla y usarla con nuestros padres cuando el proceso esté más avanzado y haya que prevenirles de todo lo que puede pasar. Eso mismo nos dijeron en el curso esta semana: ¡mucho cuidado con las presentaciones a familia y amigos! Recibir al niño con un montón de gente en el aeropuerto o en casa no siempre es adecuado, por mucho que todos lo deseen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es exactamente el propósito de la carta. Puedes regalarlo a tus compra del curso tb 😉
      Si recuerdo bien la autora tiene uno o dos hijos adoptivos, y es especialista reconocida mundialmente. Una pena q aquí no se le conozca..

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...