domingo, 8 de febrero de 2015

Reflexiones

En la primera sesión del curso de formación nos despidieron dejándonos "deberes" para la semana siguiente. Era un listado de preguntas sobre las que debíamos reflexionar, primero en solitario y después en pareja, acerca de la adopción.

Antes de decidirte por adoptar un hijo o hija, hay que meditar mucho. Hay multitud de factores, condiciones, requisitos, problemas, pasos que dar, esperas... que influirán en el proceso. Y eso sólo en el camino. Hay que pensar también en lo que supondrá después tener en tu casa, en tu familia, un niño o niña adoptados que se habrán convertido en tus hijos, para lo bueno y para lo malo. Imagino que no todo el mundo es capaz de asumir estas cuestiones y que no todos afrontaremos lo que suceda de la misma forma. Por eso es tan importante pensar, meditar, reflexionar y hablarlo con tu pareja antes de tomar la decisión de adoptar. Es un camino sin marcha atrás, pero al final de ese camino te espera la más dulce recompensa. Alguien, una personita, que cambiará tu vida para siempre.

Estas eran las cuestiones:

1. ¿Por qué quiero adoptar?
2. ¿Qué espero de la adopción?
3. ¿Cómo es el menor al que deseo adoptar?
4. ¿Estoy preparado/-a para adoptar a un menor distinto al que me gustaría adoptar?
5. ¿Por qué hay menores que son susceptibles de ser adoptados?
6. ¿Estoy preparado/-a para aceptar la historia previa de mi futuro hijo/-a?
7. ¿Estoy preparado/-a para afrontar la tramitación y la espera del proceso de adopción?
8. ¿Soy consciente de que pueden surgir complicaciones en la integración familiar y que debemos tratar de afrontarlas?
9. ¿Revelaré a mi hijo/-a su condición de adoptado/-a?
10. ¿Podré afrontar con tranquilidad las preguntas que me haga sobre sus orígenes o el interés por buscarlos?
11. ¿Cómo va a cambiar mi vida? ¿Cómo será mi vida cuando llegue mi hijo?
12. ¿Cómo cambiará mi relación con los que me rodean?
13. ¿A qué cosas tendré que renunciar cuando llegue mi hijo?
14. ¿Qué recursos tengo para llevar adelante este proyecto?
15. ¿Cómo me imagino mi vida con mi hijo dentro de diez años?

Son preguntas fundamentales a la hora de decidirte a adoptar. Unas nos las habremos planteado ya, otras no. Pues bien, es hora de reflexionar.

4 comentarios:

  1. Reflexiones indispensables para empezar este camino hacia nuestros hijos. Y no existen respuestas perfectas, pero miles de matices que nos hacen familias únicas, así que no os pongáis demasiado presión!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu consejo. De todas formas, hemos reflexionado por separado, luego hemos comparado y, por suerte, Alex y yo estamos prácticamente de acuerdo en casi todo!
      Un abrazo

      Eliminar
    2. Qué bueno, eso, María José! Eso es lo fundamental, sois lo pilares de la familia, así que genial, parce que este proyecto tiene muy buena base!!

      Eliminar
    3. Uff gracias Laura!! Intentaremos hacerlo lo mejor posible. Ojalá quienes nos valoren lo vean como tú :-)

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...