martes, 24 de febrero de 2015

La gran noticia

Con todas las complicaciones y la duración de los procesos de adopción, una duda a la que tenemos que enfrentarnos es cuándo comunicar a las personas de nuestro entorno la decisión de adoptar un hijo o hija. Hay quien dice que es mejor esperar a que la asignación esté cercana, o incluso que ya se haya producido, así evitamos que nos estén preguntando constantemente "¿y cuándo llegará?"... pero también hay quien es incapaz de guardar el secreto tanto tiempo y prefiere hacer partícipes a los suyos. 

En nuestro caso, teníamos ciertas dudas y pensamos contarlo cuando tuviéramos la idoneidad. Sin embargo, la ilusión ha podido más que nosotros y sentíamos el deseo de compartir la noticia ya. Así que este fin de semana pasado fue el elegido para contar a familia y amigos más íntimos nuestra decisión. Una decisión que única y exclusivamente nos corresponde a nosotros, pero que deseamos haga la misma ilusión a todos nuestros seres queridos.

¿Y cómo fue?

Pues hubo un poco de todo, para qué engañarnos. Lo más fácil fue con nuestros amigos. Todos ellos se lo han tomado genial, les encanta la idea y nos dan su apoyo incondicional. Me siento afortunada por tenerlos en mi vida:
  • A Ruth y Michel les pareció una idea fantástica, nos hicieron cientos de preguntas sobre el procedimiento, los países, los tiempos de espera, los niños, etc.
  • Susana y José Luis se quedaron encantados con la noticia, no se la esperaban y creo que todavía están un poco sorprendidos, pero les parece genial y ya están deseando que el niño o niña esté aquí. Susana será una "tía" maravillosa y muy alegre cuando llegue el momento.
  • Antonio era el único que ya lo sabía, es trabajador social y le habíamos consultado antes de empezar el proceso. Aunque no lleva temas de adopción, nos ofreció todo su apoyo y sus mejores deseos desde el primer momento.
  • Cristina se subió por las paredes de contenta, es muy "chiquera" y ya se ha ofrecido para hacer de canguro.
Faltan Roberto y Bea, están liados con sus trabajos y los dos peques que tienen, y todavía no hemos podido quedar, pero se lo contaremos en cuanto nos veamos. ¡Seguro que reaccionan estupendamente!.

En cuanto a la familia, aquí es donde hubo reacciones de todo tipo:
  • Mi madre fue fantástica y, aunque sabe que el camino es largo y duro, nos apoya incondicionalmente y sólo desea que nos den el certificado de idoneidad y, después, un niño sano o al menos recuperable. No la noté muy sorprendida, claro que ¡ella sabe cuánto me gustan los niños!
  • Mis cuñados mostraron cierta sorpresa pero les pareció muy bien y nos desean lo mejor (les robamos un poco de protagonismo porque justo ese día resulta que habían traído las invitaciones de su boda, jeje.)
  • Mi suegro no dijo nada, pero ¡justo eso es lo bueno! Su mujer habla tanto que él está acostumbrado a callar y es hombre de pocas palabras, jaja. Precisamente que no dijera nada era lo esperado. Además, no me preocupa. Es un buen hombre y todo le parece bien.
  • Mi suegra... yo esperaba que la noticia la sorprendiera y no sabía exactamente cómo reaccionaría, pero sí pensaba que a los pocos segundos estaría bombardeándonos a preguntas. ¡Pues no! Se quedó callada, no movió ni una ceja y.... así se quedó hasta que se cambió de tema. Alex no quería insistir más porque la conoce y sabe que hay que darle tiempo.
La verdad es que yo hubiera preferido un poquito más de entusiasmo y de interés, pero tengo que confesar que nuestras familias son bastante "sosas" a la hora de expresar sus sentimientos. Aún así, me molestó y estuve toda la tarde entre enfadada por la reacción de mi suegra (o su falta de reacción) y triste pensando que la futura abuela no iba a sentirse ilusionada con la llegada de un nieto o nieta. 

Hablando al día siguiente con ella, descubrimos cuáles eran sus "reparos". Mi suegra es una mujer muy buena, pero se preocupa mucho por todo y además es muy cabezota, como buena aragonesa. Dice que ha escuchado muchas veces en la radio que los niños adoptados son más hiperactivos y que, si no los crías tú desde bien pequeños, ya no hay manera de hacerse con ellos. Por supuesto que ese caso se puede dar, ¡pero también puede ser así un hijo biológico! No importa, sigue insistiendo en que sí, pero no... Como ella lo ha escuchado muchas veces, es así y además en general. Por eso, aunque le expliquemos varias veces nuestra decisión, ella sigue preguntando "¿y no podéis tenerlos vosotros? ¿habéis consultado los dos a médicos? ¿Mariajo ha ido al ginecólogo? ¿estáis seguros? Mira que ahora hay muchos medios para tener hijos", etc etc.

Supongo que será cuestión de tiempo, tendrán que hacerse a la idea y aceptarla. No sé cuánto tiempo costará eso, si unos meses, unos años o hasta que no vean en persona al niño no habrá cambios, pero no importa, seguro que al final....



13 comentarios:

  1. Verás como a medida que tiempo va avanzando, la intriga, los nervios también se apoderarán de ellos y los tendréis constantemente preguntando...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso espero, pero que no pregunten demasiado tampoco jeje

      Eliminar
  2. Un momento importante para vosotros y entiendo que te hubiera gustado otra reacción (que también hubiera podido ser peor!)pero no te preocupes, muchos necesitan tiempo para procesarlo.
    En breve empezaras a escuchar barbaridades de los que se creen expertos, y eso es mas durillo en aguantar.
    Ya veras que te apoyaran todos los que os quieren - déjales tiempo; y sino una buena limpieza no esta mal!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sé que podía haber sido mucho peor, sólo es que no me lo esperaba exactamente así. Pero ya se le pasará, es cuestión de tiempo. El resto, esos que se creen expertos, no me preocupan en absoluto.

      Eliminar
  3. Tranquila María José, dale tiempo, ya veras como poco a poco ira asimilando la noticia, para la familia muchas veces tampoco es fácil y hay que respetarlo. Ya veras que cuando tenga a su niet@ no habrá niño ni para empezar. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro! Además, de momento, no tiene más nietos así que... :-p
      Espero que tu proceso vaya viento en popa.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. No te preocupes por eso, porque antes de que conozca a su nieto ya será una super abuela. Piensa que ahora sois vosotros quienes les preocupáis, pero en breve su corazón estará llenito de nieto jiji

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, se preocupa mucho, a veces demasiado. Pero es así y ya no va a cambiar. Espero que con tiempo lo vaya asimilando y que todos sus miedos y preocupaciones desaparezcan cuando lo vea por fin.

      Eliminar
  5. Enhorabuena¡¡ eso ya es un paso importante... Y tranquila q ya verás como al final todos están contentos y os apoyan en vuestra decisión. Luego no paran de querer fotos y vídeos y estarán igual de ansiosos q vosotros...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias chicos!! Seguro que es así.
      Muchos ánimos para vosotros que el final de esta etapa se está acercando.

      Eliminar
  6. Ayer comentaban en el curso que la reacción de la familia extensa no siempre es como la habíamos imaginado. Algunas personas necesitan más tiempo que otras para asimilar los cambios y para establecer lazos afectivos. Nuestros padres, especialmente, se preocupan por los cambios que van a producirse y quizás piensen que no necesitábamos complicarnos así la vida. Es su forma de demostrarnos el amor que sienten hacia nosotros, así que lo mejor es darles tiempo a adaptarse y no aislarlos en el proceso. Como suele decirse, el tiempo todo lo cura.
    Aprovecho para daros las gracias a todos por vuestros ánimos y vuestras palabras de apoyo. Sois únicos y me siento afortunada de teneros "por aquí", un beso y mucha suerte a todos.

    ResponderEliminar
  7. Dale tiempo. A nosotros por lo general nos fue bien, porque sabían el calvario que estábamos pasando, pero mis suegros también necesitaron tiempo. Creo que esperaban que alguno de los tratamientos funcionara. Desde que fuimos a la reunión informativa hasta que nos decidimos pasó un año. Ellos no nos preguntaban por esta opción y cuando comentábamos cosas como que no querían hablar mucho, Papá Jones se quedaba pocho. Pero ahora están a tope. Ellos también han tenido que elaborar su propio duelo. A veces nos pensamos que esto solo va con nosotros, pero no, ese niño tendrá abuelos, primos, tíos...y todos tienen que hacerse a la situación, como nosotros. Así que ya verás! Mi suegra le está haciendo cositas y me regala cosas, y da mucha alegría verla esperándole tanto como yo. Tiempo al tiempo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo sé Laura, tiempo. Es la palabra clave en este proceso. Tiempo para nosotros, tiempo para la familia y los amigos, y también tiempo para los niños. Es un largo camino que nos afectará en mayor o menor medida a todos los implicados y es necesario hacerse a la situación, cada uno a su ritmo.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...