miércoles, 11 de febrero de 2015

Ayudando a los demás

Cuatro millones de niños morirán todavía en 2030 si continúa la tendencia actual. Esta es la terrible conclusión a la que llega la organización Save the Children en su último informe, "La lotería de la vida". Y eso, a pesar de haberse reducido la mortalidad infantil a la mitad desde 1990.

Durante el año 2013, más de seis millones de niños menores de cinco años murieron en todo el mundo por causas que se pueden prevenir o curar. En muchos países en vías de desarrollo, las posibilidades que tiene un niño de sobrevivir son una lotería. Factores como vivir en la ciudad o en el campo, pertenecer a una etnia determinada o, por supuesto, los recursos económicos de su familia son los que determinan si un menor podrá o no sobrevivir. Y esto, que un niño tenga más o menos posibilidades de sobrevivir basándose en dichos factores, es sencillamente intolerable.

Es posible acabar con esta desigualdad. No es fácil, pero sí posible. Y la solución pasa por:
  1. Asegurar que los grupos más desfavorecidos tengan acceso a servicios de salud universales y de calidad.
  2. Abordar las distintas dimensiones de la pobreza y sus causas. Mejorar el acceso al agua y saneamiento, a una educación de calidad y un nivel de vida digno, a través de políticas de protección social.
  3. Realizar una inversión adecuada en los sistemas de salud y en otros ámbitos sociales, redistribuyendo los recursos nacionales de forma que lleguen a toda la población.
No pretendo hacer un discurso a favor de una causa ni me gusta decirle a la gente lo que tiene que hacer, nada más lejos de la realidad. Pero Alex y yo colaboramos con varias ONG's desde hace tiempo y estamos plenamente convencidos de que es un dinero bien invertido, una causa digna. No nos convierte en héroes ni pretendemos ningún reconocimiento social, simplemente nos gusta hacerlo mientras nos lo podamos permitir. Y eso me ha llevado a pensar qué programas hay actualmente para ayudar, no sólo a los niños, sino a todos aquellos más necesitados, tengan la edad que tengan. Me he informado y estos son algunos de los más destacados (hay muchos más, por supuesto):
  • Save the Children, Unicef, SOS Infancia o Médicos Sin Fronteras permiten ser socios o hacer donativos puntuales.
  • Cruz Roja, Cáritas o Intermon Oxfam permiten, además, trabajar para ellos como voluntarios.
  • World Vision, Plan España, Ayudemos a un Niño y Global Humanitaria posibilitan también el apadrinamiento de niños. Normalmente tu contribución no va directamente a un niño en concreto, sino que mejora las condiciones de vida de toda la comunidad. No obstante, los padrinos reciben informes periódicos sobre la evolución de los proyectos, cartas y dibujos de sus apadrinados (a los que también pueden escribir) e, incluso, pueden viajar al país a visitar las instalaciones de la organización.
  • Aldeas Infantiles SOS tiene un programa especial de apadrinamiento de una aldea. De esta manera ayudas a todos y cada uno de los niños que viven en la aldea. Tu dinero sirve para comprar ropa, alimentación, material escolar, sufragar gastos médicos y actividades deportivas, y mantener las casas, la biblioteca y las infraestructuras. También se puede visitar una de las 26 aldeas que la organización tiene en España y Latinoamérica.
  • Ayuda en Acción permite el apadrinamiento en familia. En este programa, los niños son los protagonistas. Es muy recomendable para familias que ya tienen hijos, pues facilita a los padres enseñar y concienciar a sus hijos acerca de los problemas de otros niños. Aparte de los mensajes y cartas que los niños se pueden intercambiar, nuestros hijos podrán participar en juegos, actividades y concursos especialmente preparados para ellos. Así se consigue que toda la familia participe activamente en el proyecto y se inculca a nuestros hijos unos valores fundamentales.
  • Fundación Vicente Ferrer trabaja en varias zonas de la India. Aparte de su trabajo con niños y con las zonas más deprimidas, tiene también un programa especial de ayuda a las mujeres.
  • NamastéONG y Tierra, Agua y Sol son dos organizaciones que trabajan en Nepal. En concreto, la segunda tiene una Casa de Acogida para niñas financiada con los donativos de los grupos de turismo solidario.
  • Y, por último, una de las que más me gustan. Abay Etiopía y su programa de apadrinamiento en Walmara. En esta localidad etíope hay muchos niños pequeños muy mal atendidos, sin comida ni higiene, ni ropa ni atención médica, que no van a la escuela sino que sus familias ponen a trabajar con menos de cinco años... todo ello impide su educación y su salida de la pobreza. El programa de apadrinamiento permite que puedan acudir a la escuela y que se controle su salud desde un centro sanitario. Como en todos los anteriores, puedes intercambiar cartas con tu apadrinado, enviarle fotos, viajar a conocerle, etc.
Como éstas, multitud de organizaciones locales y nacionales trabajan día a día por ayudar a los niños y hacer de este mundo un lugar un poco más seguro y agradable para ellos. Nuestro sueño ahora mismo está centrado en adoptar un hijo o una hija, una personita que poder tener en casa a diario y a quien considerar nuestra. Pero también pienso que, cuando el proceso de adaptación haya finalizado (dentro de muchos años, lo sé), y siempre que él o ella esté de acuerdo, me gustaría que juntos apoyáramos alguna de estas causas y apadrináramos a un peque que, teniendo una familia que le quiera y le proteja, no pueda darle todas las comodidades o las facilidades que quisiera por el simple hecho de tener menos que nosotros. Creo que puede ser una experiencia muy estimulante para todos.

4 comentarios:

  1. El trabajo que hacen estas organizaciones es muy importante, pero muchas, como UNICEF está en contra de la adopción internacional... Prefieren que los huérfanos se queden en sus países y presionan los gobiernos para limitar o parar la solución internacional. Así que deja un gusto amargo para muchas familias dispuestas en adoptar un menor de otro país...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues la verdad es que no lo sabía. Siempre las he observado más en su trabajo con niños que sí tienen familia, que no eran susceptibles de adopción. Así que muchas gracias por la información. Creo que ambas labores, ayuda a estos niños y adopción para los que no tienen familia, son compatibles, así que deja un gusto bastante amargo...

      Eliminar
  2. Es horrible, a mí ayer se me caían los lagrimones viendo un vídeo de Save the children. Es horrendo que niños, gente, muera de hambre. Intolerable. En casa hemos apadrinado niños en India desde hace muchos años, pero bueno, no lo relaciono con la adopción. Y en cuanto a lo que comenta A and A de Unicef, pues mira, no me parece mal. Los niños qeu se mueren de hambre tienen padres que quizá no quieren darlos en adopción. Por qué han de hacerlo? Es duro lo que voy a decir, pero a lo mejor "prefiere" que muera en sus brazos a no estar con él. A ver, no me entendáis mal, pero me parece que no tenemos ningún derecho sobre padres que quieren a sus hijos, aunque mueran de hambre. Qué duro debe ser dar a tu hijo en adopción porque no tienes medios. Y cuánto amor destila, y cuán generoso es. Pero quizá la solución para esa pobre gente es darles medios no adoptantes, aunqeu sea tirar piedras contra mi propio tejado.

    No quiero nada que no sea mío.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy contigo Mamá Jones, aunque imagino que lo que A and A quería decir era que algunas organizaciones se oponen a que los niños sin familia sean dados en adopción internacional. En cualquier caso, me parece que estas organizaciones realizan una labor muy interesante y necesaria y que hay que dar medios a estos países para salir adelante, aunque sea tirar piedras a nuestro tejado como bien dices. Es cuestión de humanidad. Pero, igualmente, me asombra saber que alguien se opone a que un niño huérfano, sin familia ni medios, pueda ser adoptado. Como he dicho antes, creo que las dos opciones son compatibles y que cada niño es susceptible debe acogerse a una u otra según su situación.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...