lunes, 16 de febrero de 2015

Adopciones de Cine

La semana pasada fue bastante intensa, con demasiada información y demasiada "comedura de tarro", y eso no siempre es bueno. Adoptar es un tema muy serio y requiere de mucha información, mucha reflexión y una toma de decisiones muy razonadas, pero una vez decidido adoptar hay que intentar tomarse las cosas con la mayor calma posible. Si nos centramos sólo en los aspectos negativos, nos podemos volver locos. Tras una búsqueda intensiva de países, Ecais, niños, enfermedades, tiempos de espera, presupuestos... la verdad es que acabé la semana bastante deprimida. Por eso, quiero empezar esta semana de una forma más "ligera", que no es cuestión de amargarse ya un lunes.

En primer lugar, quiero dar las gracias a todas aquellas personas que de una manera u otra están siguiendo mis "aventuras". Cuando empezaba en esto de las adopciones, leía siempre cosas como "aquí estamos todos para ayudarnos", "esto es como una gran familia"... y yo pensaba, bueno no será para tanto, quizás algunos que ya se conozcan o que sean de la misma ciudad y les apetezca charlar sí, pero ¿el resto? Seguro que no es exactamente así... Pues, lo reconozco, estaba ¡¡muy equivocada!! Sin esperarlo, me he encontrado con un buen número de gente que me lee y que intenta ayudarme en lo que puede sin pedir nada a cambio. Bien a través de este blog, bien en los grupos de facebook, e-mail e incluso a quienes me han ofrecido su whatssap... muchísimas gracias a todos los que me escribís dándome vuestro apoyo. ¡¡Sois increíbles!! Y tengo mucha suerte de contar con vosotros.

Algunos de vosotros habréis visto que hace unos días incorporé una pestaña nueva a este blog que cada día es más "nuestro" que "mío". Una pestaña dedicada al cine de adopciones. En ella, al igual que en la dedicada a libros, prometía comentar las que más me gustaran. Y a eso voy a dedicar la entrada de hoy.

Voy a comenzar con la película francesa "Comme les autres" (Como los demás, 2008), del director Vincent Garenq. Esta película, que descubrí un día por casualidad, cuenta la historia de una pareja de homosexuales que desea tener un hijo. Bueno, más bien es uno de ellos, Emmanuel (el personaje interpretado por Lambert Wilson) quien desea ser padre; su pareja, Philippe (Pascal Elbé) se niega. A priori, son la pareja perfecta, se compenetran perfectamente, pero este deseo los separará cuando Emmanuel decida seguir adelante aunque eso le cueste su relación.

Es en ese momento cuando aparece una inmigrante argentina ilegal, Josefina (Pilar López de Ayala). Tras conocer a Emmanuel, deciden casarse para legalizar su situación y, de paso, que sea la chica que dé a luz a su bebé. Parece un acuerdo ideal, pero todo se complica cuando la chica se enamore de él.

El final, por supuesto, no lo voy a desvelar aquí. Eso sí, sin ser una gran película, es una deliciosa comedia que a mí me gustó bastante (y eso que cuando la vi aún no nos habíamos planteado adoptar.) La película toca un tema de mucha actualidad: la posibilidad o no de que las parejas del mismo sexo tengan derecho a adoptar un hijo, algo que todavía no es posible en muchos países. La alternativa, en este caso, parece clara, conseguir un "vientre de alquiler". Hace unos días leía cómo esta opción se debatía en otro blog y las opiniones eran diversas. No es mi intención debatir acerca de su moralidad o no, considero que es una opción más y, en caso de que la ley lo permita, es igual de buena que la adopción. Aquí he venido sólo para hablar acerca de la película. Y, en este caso, se la recomiendo a todo el que quiera pasar un rato entretenido.




2 comentarios:

  1. A pues esta no la vi, la voy a buscar 😊
    Mira el mi blog tb puse una pestaña de libros y pelis, además de los post que pongo los etiqueto (etiquetas abajo a la izq.)
    Tienes razón, el mundo de la adopción es una gran familia que se ayuda de manera totalmente desinteresada, solamente por empatía. Mucho mas que en el mundo de RA sin ninguna duda!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. No trata exactamente de adopciones, sino más bien de la opción de recurrir a una madre de alquiler cuando la adopción no es posible. Pero es una comedia romántica con la que pasas un buen rato. Tomo nota y miro las tuyas Anne, muchas gracias.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...