miércoles, 28 de enero de 2015

Insomnio

No sé por qué pero hay días que, sin querer, estoy más deprimida. Bueno, quizás deprimida no sea la palabra correcta, triste sin más. Y tampoco es del todo correcto decir que no sé por qué. El motivo sí lo sé, lo que desconozco es por qué unos días me afecta más que otros. Lo malo es que cuando el bajón viene de noche, es complicado conciliar el sueño. 

A veces echas de menos poder hablar con alguien, pero no es momento de darle la lata a nadie con mis penas. Y cuando amanece, Alex y mis amigos ya me han apoyado y me siguen apoyando lo suficiente como para no desear "cargarlos" más. Al menos escribir me sirve un poco de consuelo, de desahogo.

Hace trece meses que falleció mi hermana, mi única hermana, y ahora que estoy metida de lleno en esta aventura que es la adopción no puedo evitar pensar que nunca conocerá a su sobrino o sobrina. ¡Ni siquiera supo que íbamos a adoptar! No es lo único que se va a perder, claro. Pero sí es una de las cosas más importantes de la vida de una persona. Y nuestro futuro peque tampoco tendrá la oportunidad de conocer a su tía Pili, aunque le hablaremos de ella y verá fotografías. Estés donde estés, no lo dudes.

Buenas noches.


5 comentarios:

  1. María José, ten por seguro que su tía cuidará de ellos desde el cielo y seguro que está muy, muy orgullosa de tí. Ánimo

    ResponderEliminar
  2. Yo también creo que tu hermana está al tanto de todo. Me has emocionado. Mucho ánimo, María José!

    ResponderEliminar
  3. Ayyyy,tras leer esto me alegro de lo que te mandé. Espero que te sirva para hablarle un poco más de ella. Un abrazo

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...